Agencia Prensa Rural
Loading
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

¿“Magia” o “mafia” de los medios?
Jorge Montenegro / Sábado 8 de marzo de 2008
 

Con los últimos acontecimientos podemos darnos cuenta de la influencia tan grande que tienen los medios de comunicación en los países de América Latina. Y lo más alarmante es el “adoctrinamiento” que los grupos económicos y políticos hacen con ellos. Ahora sí sale el tan citado dicho: “Para donde va Vicente, va toda la gente”. Si los medios indican que las noticias con sus respectivos “análisis” deben ir en x o y dirección, de seguro la gran masa las acogerá como verdaderas, casi venidas del mismo seno de Dios.

Por una parte nos damos cuenta de la importancia que tienen los medios de comunicación y el papel que pueden hacer para conseguir la paz y el bien común, pero lastimosamente no son usados para ello, aunque los “fieles oyentes” estén convencidos de que es cierto. Muchos dijeron que la marcha del 6 de marzo iba a ser un fracaso porque los medios no le había hecho campaña, por lo que se podía deducir que tal marcha era de poca monta. El criterio de validez lo otorgan las “noticias” y la publicidad.

La magia de los medios de comunicación se está volviendo una “mafia” de los grupos parapolíticos y gamonales de América Latina y del mundo, que sólo ven en los medios una forma de mantener su poder y su dominio. Por eso la farándula, los “deportes”, y demás cosas que llenan la "imaginación" y entorpecen la inteligencia son los platos del día y la noche.

El adormecimiento colectivo, que siempre ha existido, ha tomado una fuerza inimaginable. Los estudios, la conversación, las propias convicciones, en fin, todo ha sido desplazado por los “enlatados” que contienen la sustancia “Light” del pensamiento. En la era de la tecnología nos han vendido la idea de que sólo los dueños de los medios de comunicación tienen pensamiento y tienen la “obligación” de pensar y actuar por los demás. El mundo latinoamericano de hoy parece en estado letárgico, al cual sólo hay que mantenerlo con “inyecciones” de irrealidad y ficción, estimulando eso sí su “voluntad” para consumir y “mantener la cabeza abajo”. La mafia de los medios es un poder hipnótico que nos producirá esclerosis y parálisis personal y colectiva. ¿Muy exagerado?