Asociación Campesina del Catatumbo
:: Norte de Santander, Colombia ::
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Ascamcat aseguró que no ocasionó los destrozos en la Fiscalía de Tibú
El Gobernador de Norte de Santander propone suspender la erradicación de los cultivos de coca en el Catatumbo
La Opinión / Viernes 14 de junio de 2013
 

La Fiscalía de Tibú fue el blanco de los destrozos y quema de archivos el pasado miércoles, cuando una turba se apoderó del lugar para prenderle fuego a lo que se encontrara por delante.

En el recorrido de lo que quedó de las instalaciones de este órgano de control solo se ven ruinas, archivos calcinados y anaqueles en el piso.

Las puertas escritorios y computadores también sufrieron, pues lucen negras ante las llamaradas que le provocaron quienes entraron forcejeando, en medio de los destrozos del que estaba siendo objeto el municipio.

Así se resumió parte de la jornada de protesta que vivió Tibú por varias horas, del que hasta el momento no hay indicios claros de quiénes los cometieron.

Pero los que le salieron al paso de las acusaciones fueron los miembros de La Asociación Campesina del Catatumbo (Ascamcat), quienes aseveraron que esta y otras comunidades labriegas que están concentradas en el caserío de La Cuatro, en jurisdicción de Tibú, nada tienen que ver con los hechos de vandalismo que se registraron en el perímetro urbano el pasado miércoles.

La aclaración la hicieron en una reunión que sostuvieron en el despacho de la Alcaldía con el mandatario local Gustavo León Becerra y los concejales de este municipio.

“Queremos aclarar que no estamos de acuerdo con lo que se presentó ayer. Ascamcat nada tuvo que ver en eso. Nosotros rechazamos esos actos. Venimos fue a una manifestación pacifica, no a tomarnos la Alcaldía ni a generar esos actos vandálicos”, recalcaron voceros de la asociación.

Reconocieron que sostuvieron una reunión con Jefferson García, presidente de Asojuntas Tibú zona urbana, para elaborar una propuesta concreta y llevarla a una mesa de negociación, pero en ningún momento acordaron realizar ese tipo de acciones.

Sin citar responsables hicieron un llamado a la calma y a la mesura y a no dejarse llevar por provocaciones.

“Nosotros estamos en La Cuatro en forma pacífica Estamos usando la mente muy fría”, informaron.

Reiteraron que allí hay más de 600 campesinos que se han movilizado de diferentes veredas del municipio con el fin de sostener una reunión con el Gobierno Nacional, la Dirección Nacional del Incoder, el Instituto Nacional de Vías (Invías) regional y la Gobernación de Norte de Santander.

En el encuentro esperan contar con y los alcaldes de la región del Catatumbo para tratar lo relacionado con la zona de reserva campesina y el plan de desarrollo integral para el Catatumbo.

El alcalde quedó comprometido en hacer gestión para que esa reunión se dé pronto, teniendo en cuenta que los campesinos permanecerán en el sitio bloqueando la vía que une a Tibú con Cúcuta.

Respaldo e indignación

“Nosotros como institucionalidad tenemos muy claro que los campesinos no tienen nada que ver con lo que se presentó ayer (miércoles). Fue gente que aprovechó una situación interna para generar esos desórdenes, vandalismo y caos”, dijo el alcalde Gustavo León Becerra.

Un grupo de personas de la sociedad civil expidió un documento en el que respetan la expresión constitucional y legal de manifestar sus inconformidades a través de la protesta pacífica y respetuosa.

Se ofrecieron a aportar ideas, trabajo y servicio para facilitar acercamientos, decisiones y ejercicios con voluntad social, que ayuden a solucionar los problemas reales de la región.

Panorama general

Ayer el día transcurrió en relativa calma en el área urbana de la cabecera municipal.

Como medida de seguridad el comercio de la zona céntrica permaneció cerrado. La mayoría de habitantes tuvo que abastecerse comprando los víveres del día en las tiendas de barrio y en los colegios y escuelas no hubo clases.

Mientras unos comerciantes cubrían con cartones y otros elementos los vidrios de las puertas y ventanas de sus negocios, los funcionarios de Emtibú recogían las piedras y demás elementos que estaban tirados sobre la vía.

En el aeropuerto aterrizó un avión que llegó con más miembros del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) y en diferentes vehículos llegaron más campesinos que se sumaron a los que están concentrados en el caserío de la vereda La Cuatro.

Durante todo el día, en diferentes intervalos de tiempo hubo arengas y protestas contra la administración municipal por el manejo que le estaba dando a la situación, pero no se presentaron desórdenes.

Hay dos judicializados

El subcomandante de la Policía de Norte de Santander, Raúl Riaño, afirmó que luego de las primeras investigaciones las autoridades capturaron a dos personas por los hechos vandálicos.

“Los daños más grandes se presentaron en la Fiscalía, donde hubo muchos destrozos, allí arrasaron con todos los archivos, la Alcaldía también resultó un poco afectada en la parte trasera en la zona de la Comisaría de Familia. Aún no se conocen cuántos locales y viviendas fueron afectados con las pedreas”, expresó el oficial.

Dijo que aunque no hubo saqueos, detrás de las manifestaciones y protestas hay grupos criminales que aprovecharon el momento para desaparecer los archivos de la Fiscalía.

“Un campesino no tienen ningún interés en dañar archivos de la Fiscalía, pero acá hay intereses particulares de grupos criminales”, puntualizó.

El Gobernador propone suspender la erradicación de los cultivos de coca

El gobernador de Norte de Santander, Edgar Díaz Contreras le propondrá al Gobierno Nacional que estudie diferentes alternativas para menguar la situación que están viviendo los cultivadores de la hoja de coca en el sector del Catatumbo, pues este ha sido uno de los grupos de manifestantes que también ha bloqueado carreteras, como en Tibú.

A esto se suma la iniciativa de suspender la erradicación de cultivos ilícitos en las zonas rurales del Catatumbo por uno o dos meses, mientras se estabiliza la situación.

“Desde hace más de un año le hemos propuesto al Gobierno Nacional la puesta en marcha de proyectos alternativos, garantizar subsidios y créditos blandos, con el fin de que estos campesinos que hoy están dedicados al cultivo de la coca, retornen a la normalidad y que sus productos sean competitivos”, agregó el mandatario seccional.

Dijo que es necesario que el Estado otorgue de manera temporal unos incentivos a estos cultivadores, tal y como recientemente lo hizo con los sectores cafetero y papicultor.