Agencia Prensa Rural
Loading
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Denuncian autoridades tradicionales
Anglo Gold Ashanti usurpa territorio indígena
Resguardo Cañamomo Lomaprieta / Jueves 24 de abril de 2008
 

Las autoridades ancestrales y tradicionales del resguardo Cañamomo Lomaprieta, ubicado en los municipios de Riosucio y Supía (Caldas, Colombia), queremos alertar a la comunidad nacional e internacional que nuestro territorio está siendo victima de una violación flagrante y sistemática por parte de la empresa minera Anglo Gold Ashanti, que en asocio con entidades del estado y el Gobierno Nacional vienen desarrollando actividades de exploración sin nuestro consentimiento, afectando la armonía, la espiritualidad y poniendo en riesgo nuestra existencia.

Hechos

Entre los meses de marzo y abril de 2008 se vienen presentando permanentemente sobrevuelos en helicóptero, con el objetivo de georreferenciar el potencial minero de nuestro resguardo.

1. Estas actividades de exploración están siendo acompañadas por la fuerza pública, especialmente la Fuerza Aérea y de infantería, presencia que coincide con una descarga de armas largas al interior de la comunidad de Portachuelo. Esta situación se denunció públicamente.

2. Dichos sobrevuelos han estado antecedidos de cartas y comunicaciones entre la multinacional y las entidades del estado a nivel local, regional y nacional, sin que se consulte a las comunidades indígenas sobre el fin de estas actividades y la información obtenida (cartografía, geología y fotografía).

3. La multinacional se ha dirigido a través de cartas a nuestras autoridades tradicionales, conminándolos a concertar las actividades de exploración y explotación de la primera fase, sin consultar si realmente es este el deseo de las comunidades indígenas afectadas.

4. Los sobrevuelos se hacen a baja altura irrespetando nuestros sitios sagrados, afectando la fauna silvestre y atemorizando a nuestros niños y comunidad en general.

5. Existe un estado de zozobra y temor generalizado por estos sobrevuelos y por todo lo que se pueda venir posteriormente en contra de nuestra gente.

6. En esta semana hemos tenido conocimiento, por parte de algunos comuneros, de que hay ofrecimientos económicos por parte de funcionarios de esta empresa para comprar sus tierras.

Por estos graves hechos queremos denunciar públicamente que la empresa minera transnacional canadiense Anglo Gold Ashanti o Colombia Goldfields, viene adelantando una vez más labores de exploración geológica en el departamento de Caldas (tomando fotografías aéreas, mapas y cartografía), con sobrevuelos sobre todos los territorios indígenas, sin que hasta el momento el gobierno colombiano se haya tomado la molestia de consultar con nosotros los dueños del territorio, como lo ordenan los instrumentos y normas internacionales.

Denunciamos públicamente al secretario de Planeación del municipio de Riosucio, a la oficina departamental de Minas, al Ministerio del Interior y de Justicia, a la Dirección de Asuntos Étnicos, al Ministerio de Minas y Energía y al Presidente de la República la violación flagrante de nuestro derecho fundamental a la consulta previa.

También le solicitamos públicamente al gobierno canadiense que asuma las responsabilidades oportunas por las actividades de sus empresas transnacionales en nuestro país y obligue a sus empresas transnacionales canadienses como la Anglo Gold Ashanti a que respeten el derecho internacional de los derechos humanos y el derecho internacional del trabajo, que las obligue al cumplimiento del Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre pueblos indígenas, la Declaración de Derechos Laborales Fundamentales de 1998 de la OIT , la Declaración de la OIT sobre empresas multinacionales y política social y el Derecho al Desarrollo de los pueblos, aplique el principio de jurisdicción universal para depurar las responsabilidades de sus empresas en las violaciones de derechos humanos que se producen en los lugares donde trabajan.

Exigimos que de manera inmediata la empresa canadiense Anglo Gold Ashanti cese sus actividades de exploración y sobrevuelo de helicópteros sobre nuestros territorios, toma de fotografías y cartografía en general.

Exigimos que las autoridades nacionales e internacionales competentes asuman la investigación y sancionen drásticamente la violación de nuestros derechos, porque esta actitud radicalmente se convierte en un atentado contra nuestra existencia.

Exigimos el cumplimiento inmediato de todas las normas e instrumentos jurisprudenciales que exigen la protección de nuestros pueblos y que cesen todas las políticas gubernamentales que pretenden despojarnos de nuestros territorios y entregarlos a las transnacionales.

Solicitamos que la Organización de Estados Americanos (OEA), intervenga de manera urgente ante el Gobierno Nacional, para que cese la violación de nuestros derechos fundamentales y de nuestra dignidad.

Este caso será denunciado ante el Tribunal de los Pueblos en la audiencia nacional del mes de mayo y se dará a conocer al relator para indígenas de las Naciones Unidas (ONU), para que se detenga y se condene la violación sistemática que nos empuja al exterminio.

Hacemos un llamado a las organizaciones hermanas para que nos solidaricemos y definamos las acciones a seguir por la defensa de la vida y del territorio de los pueblos indígenas.

Hacemos un llamado a las organizaciones internacionales solidarias con nuestro proceso para que difundan este comunicado y se visibilice la actuación irregular de empresas y gobiernos.