Asociación Campesina del Catatumbo
:: Norte de Santander, Colombia ::
Loading
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Video
Policía viola derechos humanos durante operativo en el Catatumbo
El día 17 de julio la comunidad de Villanueva, una vereda del municipio de Hacarí, fue objetivo militar al recibir ametrallamientos indiscriminados por parte de la Policía Nacional.
 

Durante las más de cuatro horas que duró el operativo, agentes de la policía, sin identificación, allanaron ilegalmente varios hogares de la vereda, usando improperios, torturando, amenazando y hurtando más de 80 millones de pesos, señalando al campesinado de pertenecer a la guerrilla. A esto se suma el ametrallamiento indiscriminadamente desde helicópteros y por tierra, lo que dejó casas destruidas, techos agujereados y una campesina herida y capturada junto con su compañero, acusados de ser guerrilleros, pero puestos en libertad tras el pronunciamiento de la comunidad y algunas autoridades locales por la irregularidad del operativo.

Además de destrozar varias propiedades de la vereda, el ametrallamiento dio vida a un sinnúmero de incendios forestales que arrasaron cultivos, potreros de engorde, tubos del acueducto y la vegetación que rodea y mantiene vivos los nacimientos de agua más cercanos, dejando a la comunidad sin el líquido vital.

​ A pesar de los desmanes de la policía, de las torturas y amenazas, la población de Villanueva asistió a la Acción Humanitaria en el Refugio Humanitario de Mesitas - Hacarí, que tuvo lugar los días 18 y 19 de julio, con el fin de denunciar el irregular comportamiento de la Policía Nacional durante el último operativo, y el accionar de los actores armados que se encuentran en el territorio y que han desamparado a la población civil en medio de un conflicto que lo único que deja es zozobra, sequía y lesiones físicas y psicológicas en adultos y niños.

¡Exigimos el cese bilateral al fuego! por el respeto a los DDHH y el DIH para nuestras comunidades campesinas en abandono estatal. Que la paz no llegue por medio de la militarización en el campo, sino por medio de la educación, salud, vías de acceso y comercio para nuestros productos campesinos.