Agencia Prensa Rural
Loading
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Paramilitares intimidan a gobernadora indígena en Caloto, Cauca
Aguilas Negras acechan Resguardo Indígena Huellas Caloto
 

En el municipio de Caloto, departamento del Cauca, en el resguardo indígena de Huellas Caloto, Margarita Hilamo gobernadora indígena, recibió un mensaje de texto desde el número celular 3156957400 en donde le dicen “tienen 24 oras para que levanten esa guardia que esta enseguida del pueblo ono respondemos no que remos esos sapos enla via pasado 24 oras ino acatan mis ordenes sonde clarado ojetivo militar des d el valle las águilas negras asiendo linpiesa” (sic).

Por otra parte, un grupo de hombres que se movilizaba en una camioneta cuatro puertas de color blanco y vidrios polarizados hicieron una parada frente a uno de los puestos de la guardia indígena. Posteriormente descendieron del vehículo automotor y trataron de coger a un joven indígena que se encontraba de guardia en ese momento. Segundos más tarde, los demás comuneros salieron en dirección al lugar por lo que el grupo de desconocidos, sin lograr su cometido, se subieron al vehículo y se retiraron a toda velocidad del lugar.

Posteriormente, en la cabecera municipal de Caloto, barrio La Palma, aparecieron panfletos suscritos por el grupo narcoparamilitar autodenominado “Águilas Negras” en que declara una campaña de “limpieza social” a su cargo y se señala el nombre de más de 20 pobladores de los municipios de Guachené y Caloto. Como resultado de dichas amenazas, varios de los ciudadanos cuyos nombres se encuentran en el contenido del panfleto, fueron objeto de atentados con armas de fuego por lo que la mayoría se vieron forzados a desplazarse a diferentes lugares buscando refugio en casa de familiares y conocidos por fuera del municipio.

Ese mismo día, dos comuneros del cabildo de Toez, Gerardo Velasco Escué y Emiliano Silva Oteca, quienes se desempañaban como corteros de caña, fueron vistos por última vez con vida en un parqueadero de motos en la cabecera municipal de Caloto. Al día siguiente, 7 de febrero, ambos fueron encontrados muertos y con señales de tortura sobre la vía que de la vereda Alto El Palo conduce a Guachené. Posterior al sepelio de los comuneros se registraron hechos de hostigamiento sobre sus familiares.

Desde la aparición del grupo de hombres armados que se identifican como “Águilas Negras” a la fecha, los habitantes del Municipio de Caloto han reportado ocho ejecuciones extrajudiciales, cuatro amenazas colectivas, cuatro penas o tratos crueles inhumanos y degradantes, dos torturas, cuatro desplazamientos forzados colectivos y cuatro ataques ilegales a la honra y reputación. Por lo anterior han decidido establecer guardias indígenas y campesinas como medio de protección comunitaria en defensa de la vida y la proyección del territorio sobre la vía secundaria que comunica a los municipios de Caloto y Corinto.

Frente al fundado temor de la dirigente indígena, de los integrantes de la organización que conforma y los demás pobladores indígenas y campesinos de la región y en rechazo a las extralimitaciones de las fuerzas armadas irregulares, se exige responsabilidad estatal frente a los derechos a la vida, la libertad, la seguridad personal, la integridad física y psicológica, la intimidad personal, familiar y su hogar, al trabajo, la organización, la honra y reputación y a la libre movilidad de Margarita Hilamo y demás ciudadanos y organizaciones que se están viendo afectados por la acción arbitraria de fuerzas armadas irregulares en áreas de operaciones militares y policiales del Estado colombiano.

La red de Derechos Humanos del suroccidente colombiano “Francisco Isaias Cifuentes” y la comisión de Derechos Humanos del movimiento político y social Marcha Patriótica hacen una llamado a las autoridades policiales, militares, gubernamentales y de veeduría y control para desarrollar las acciones legales necesarias para determinar las responsabilidades colectivas e individuales por las violaciones al Derecho Internacional de los Derechos Humanos consagrados en los hechos de la acción urgente en defensa de esta comunidad.