Asociación Campesina del Catatumbo
:: Norte de Santander, Colombia ::
Loading
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Hostigamientos contra miembro de ASCAMCAT en la base La Esmeralda de Convención
Asociación Campesina del Catatumbo - Ascamcat / Viernes 26 de junio de 2015
 

ASCAMCAT denuncia un nuevo incidente contra Guillermo Antonio Quintero, miembro de la directiva ASCAMCAT, así mismo de la recién constituida Juventud Rebelde y del movimiento juvenil del Catatumbo.

El día 27 de mayo de 2015, siendo las 3:00 pm, miembros del ejército nacional, adscritos al Batallón Energético y Vial número 10, procedieron a interrumpir la libre circulación de nuestro directivo en la base de la Esmeralda, a escasos 10 minutos del casco urbano de Convención. Como se viene repitiendo desde que la base se ubicó en ese lugar, los campesinos vienen siendo objeto de abusos, extralimitaciones en las funciones del ejército, abuso de autoridad y empadronamientos a los que los miembros de nuestra organización no han sido ajenos. Hechos constantes que alteran la tranquilidad y violan el derecho a la libre movilización de los civiles, estipulado en el artículo 24 de la Constitución Política y el artículo 7 y 22 de la Convención Americana de Derechos Humanos y los artículos 9, 10 , 11 y 14 del Pacto de Derechos Civiles y Políticos, con la excusa de la presencia de grupos insurgentes, lo cual conlleva a otra violación de los derechos de la población civil y de este defensor de derechos humanos y dirigente juvenil campesino.

En el retén que el Ejército nacional tiene en esa zona, los uniformados detuvieron el carro donde se movilizaba el joven campesino junto a un acompañante, los cuales venían de realizar trabajo social y de derechos humanos propio de sus funciones dentro de nuestra organización, en el municipio del el Carmen y se disponían a regresar al corregimiento de San Pablo, municipio de Teorama, de donde son vecinos.

El sargento, el cual ocultó su identificación en todo momento, procedió de manera grosera a pedirle los documentos del vehículo, a lo cual los campesinos recriminaron la actitud de los militares y procedieron a recordarles que la revisión de documentos tecno mecánicos está fuera de sus competencias. Al contestar, los soldados reconocieron que necesitaban esos papeles para anotar los datos. El joven campesino y su acompañante señalaron que ese tipo de prácticas constituye un empadronamiento prohibido por la Corte Constitucional en las sentencias  C-816 de2004, C-817 de2004 y C-818 de 2004, por la Constitución Política y por las directivas 07 y 09 del Ministerio de Defensa y de la Presidencia respectivamente.

El uniformado, que en todo momento se mostró hostil al conocer que se trataba de miembros de ASCAMCAT, afirmó que «se llamara como se llamara él tenía que anotar esos datos», y procedió a avisar al mayor responsable de ese asentamiento militar. El máximo mando del asentamiento confirmó que no podía dejarlo pasar porque no se movilizaba en la camioneta blindada de la Unidad Nacional de Protección en la que se movilizan algunos directivos de ASCAMCAT.

Después de 20 minutos retenidos de manera ilegal por el sargento de la base, que no quiso identificarse, los campesinos preguntaron si estaban detenidos. La respuesta fue que no lo estaban, a lo cual los campesinos afirmaron que entonces iban a seguir su camino.