Agencia Prensa Rural
Loading
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

En un nuevo falso positivo
Tropas del ejército asesinan en Arauca a dos campesinos
 

El pasado 6 de enero, siendo las 11 de la noche un grupo familiar se encontraba departiendo las festividades del nuevo año en la vereda Chucua Sur, del municipio de Saravena, cuando aparecieron en el sitio tres civiles, entre ellos los hermanos Édison y Alexánder Ávila, reconocidos por la comunidad como miembros del grupo paramilitar denominado “Águilas Negras”, quienes se han dedicado a la extorsión en la zona y se han caracterizado como permanentes informantes del ejército. Estos tres individuos se asomaron en el lugar en forma sospechosa y se internaron por la vía más abajo.

Dos de los presentes en la festividad, los campesinos Juan Pablo Verdugo Verdugo y Santiago Hernández, salieron del sitio para observarlos cuando fueron objeto de ráfagas de fusil por parte de tropas del ejército que se encontraban emboscadas en el lugar. Cuando los presentes en la casa salieron a observar lo que había pasado encontraron que los soldados estaban colocando en la mano de uno de los campesinos asesinados un arma corta y al otro una granada.

Seguidamente las tropas, en compañía de los tres civiles que ya estaban armados con fusiles de uso privativo del ejército, penetraron en la casa, insultaron a la gente, los tiraron boca abajo en el piso y golpearon a un ciego que indagaba por lo sucedido.

La patrulla del ejército que ha protagonizado este nuevo crimen oficial hace parte del llamado Plan Especial Energético y Vial, financiado con recursos aportados por el gobierno de los Estados Unidos, y es la encargada de cuidar el oleoducto y las vías de la región.

Los dos campesinos asesinados son: Juan Pablo Verdugo Verdugo de 28 años de edad, padre de dos hijos, y Santiago Hernández de 31 años de edad, padre de cinco hijos; ambos reconocidos en la región por su laboriosidad y su espíritu de colaboración con la comunidad.

El pasado 9 de diciembre el comandante de la XVIII Brigada del ejército dio declaraciones por una emisora local manifestando que tropas del ejército habían dado de baja a dos presuntos guerrilleros pertenecientes al ELN.

La comunidad pide a la Unidad de Derechos Humanos de la Fiscalía, lo mismo que a la Procuraduría General de la Nación, abrir una rápida investigación de estos hechos y sancionar ejemplarmente a los responsables.