Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Bojayá y Atrato Medio urge respetar el sí de las víctimas
Víctimas de Bojayá y Atrato Medio / Miércoles 5 de octubre de 2016
 

Octubre, 4 de 2016, día de San Pacho

Las víctimas de Bojayá llevamos más de 14 años esperando la paz, justicia, verdad, reparación y garantías de no repetición de violaciones a los derechos humanos. Los actuales acuerdos de paz, firmados el pasado 26 de septiembre, nos hicieron creer que la paz es posible y ahora urgimos al presidente Santos, a las FARC y a toda la sociedad colombiana a que se respete el sí del 96 por ciento de la población de Bojayá, y a que se implemente el Acuerdo de Paz, tal como se negoció en La Habana.

Las víctimas de Bojayá hemos sufrido la inclemencia de la guerra y por eso votamos sí a la paz. La voluntad de las víctimas debe ser respetada, la sociedad que votó por el no tiene una deuda con los derechos de las víctimas y con el costo en vidas humanas que tiene su votación sobre las poblaciones que sí padecemos la guerra. No es justo que ellos puedan votar e influir en nuestras vidas o nuestras muertes y que nosotros no influyamos en las políticas que a ellos y ellas los afectan.

Bojayá ya ha hecho su sacrificio para que todos los colombianos vivamos en paz, al perdonar. Ahora todas y todos deberían aceptar el Acuerdo de paz, incluyendo a quienes nunca han padecido el conflicto directamente, pero aún así se atrevieron a votar en contra de la paz en nuestros territorios.

Ayer se acaba de poner límite al cese del fuego, hasta el 31 de octubre. Desde Bojayá le decimos a Colombia que a nuestra población no la someteremos a que se reinicie la confrontación armada, y que es obligación del Estado protegernos.

Las víctimas de Bojayá urgimos al presidente Santos a que nos reciba en una audiencia para explicarle nuestra postura y a llegar a un acuerdo de respeto al sí de las víctimas y también a que junto con el Congreso, salvaguarde los aspectos fundamentales del Acuerdo de Paz.

Reiteramos nuestro apoyo al Acuerdo de paz firmado entre el Gobierno y las FARC-EP para finalizar el conflicto en Colombia.

Invitamos al ex presidente Álvaro Uribe y al ex procurador general de la nación a vivir en nuestro territorio por una temporada -sin escoltas que los protejan- para que comprendan cómo es estar en medio del conflicto que nos afecta y de la pobreza, y por qué los acuerdos deben ser respetados por ellos también, sin exigir más cambios ni tiempos dilatorios a la paz, que necesitamos en los territorios. En lugar de oponerse al Acuerdo de Paz firmado y de presentar otras propuesta, ahora mismo los invitamos a cambiar su posición con altura y ante nuestros argumentos y por el derecho a la vida de millones de colombianas y colombianos sumarse al proceso de implementación del Acuerdo para ayudar a garantizar que se cumpla y no haya impunidad.

Al ex presidente Uribe, al ex procurador y a quienes votaron no, les contamos que la violencia producida por los paramilitares, la Fuerza Pública y la guerrilla en Bojayá nos arrancó familiares y amigos, y destrozó nuestros proyectos de vida, pues puso en jaque el control sobre nuestros territorios.  Nosotros queremos la paz. Queremos el Acuerdo y no aceptamos más política de guerra.

Bojayá es un municipio chocoano compartido por comunidades indígenas y negras principalmente, reconocida en la región como la despensa agrícola del Chocó, que llegó a exportar plátanos, tenía producción importante en cacao y arroz; un pequeño paraíso para la población del medio Atrato, donde la población no tenía riquezas monetarias pero no le faltaba nada para ser feliz, hasta que llegó el conflicto armado y nos destrozó la vida. Insistimos, queremos el Acuerdo de Paz, respeto a nuestros derechos y no más guerra.