Agencia Prensa Rural
Loading
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

El municipio de Uribe (Meta) y las FARC-EP firman el primer Pacto social y político por la reconciliación y la construcción de paz
Edwin de los Ríos / Jueves 16 de febrero de 2017
 

Los días 28 y 29 de enero de 2017, un gran, emotivo e histórico acontecimiento de paz y reconciliación tuvo lugar en el municipio de Uribe, departamento del Meta.

Durante dos días, las instalaciones de la Institución Educativa "Rafael Uribe Uribe" se convirtieron en un importante escenario de participación en el que la administración local, comunidades, organizaciones sociales y delegados de las FARC -EP provenientes del punto de preconcentración ubicado en la vereda El Tigre (Uribe) celebraron con gran entusiasmo el Gran Encuentro Municipal para la Reconciliación y la Construcción de la Paz de los Uribenses.

El evento, celebrado como una forma de honrar el nuevo escenario de paz abierto con la firma del Acuerdo de La Habana tuvo por objeto socializar su contenido, concertar la agenda social y comunitaria para promover su implementación y sentar las bases para la reconciliación y la construcción de la paz estable y duradera en el municipio.

Durante la celebración, la Alcaldía, delegados y delegadas de las comunidades rurales locales, miembros del concejo municipal, organizaciones juveniles, funcionarios de la oficina del Alto Comisionado para la paz y representantes de las FARC-EP sesionaron en comisiones para dialogar alrededor de los temas contenidos en el Acuerdo.

Las propuestas resultantes de las seis comisiones (1. Reforma Rural Integral, 2. Participación, 3. Drogas ilícitas, 4. Comunidades étnicas, 5. Verificación de los acuerdos, 6. Mujer y género) se encuentran consignadas en la relatoría final avalada en plenaria por el conjunto de los asistentes, la cual se definió como diagnóstico y guía para la implementación de los acuerdos en el municipio. Documento en el que, además, se ratifica que deben ser las comunidades y las organizaciones sociales históricamente excluidas de las decisiones, las principales protagonistas de la implementación de lo acordado y en el que se señala expresamente que la concreción de la participación (política y ciudadana) se constituye en un referente fundamental para sanear y profundizar la democracia, instalar la trasparencia como nueva cultura política institucional, honrar el pluralismo político y promover una mayor actividad de la ciudadanía en lo que al nuevo escenario de implementación y de construcción de paz se refiere.

Luego de la lectura y aprobación de la relatoría general, quienes se hicieron partícipes procedieron a suscribir el Pacto Social y Político por la Reconciliación y la Construcción de la paz de los uribenses con el que declararon al municipio de Uribe como Territorio de Paz y se comprometieron en acoger los guerrilleros y guerrilleras de las FARC-EP que se reincorporen a la vida civil y a trabajar con ellos y ellas hacia la construcción de una paz estable y duradera, a participar activamente en su implementación y a ser garantes a nivel local de lo pactado en los acuerdos de paz del 26 de noviembre de 2016.

Así mismo, el pacto, que fue firmado por representantes de las comunidades rurales de Uribe, concejales del municipio, el doctor Jaime Pacheco, alcalde municipal y la delegación de las FARC-EP asistente, quienes manifestaron en conjunto su interés por realizar una “defensa, protección y mantenimiento de los ecosistemas estratégicos y demás bienes comunes de la naturaleza para beneficio de las futuras y actuales generaciones de la región y del país”.

Finalmente, las expresiones culturales de la juventud del municipio Uribe y la de las FARC-EP se tomaron el coliseo municipal para, con la danza, el canto y el arpa, dar inicio al nuevo clima de reconciliación inaugurado luego de esas fechas en las que municipio de Uribe se convirtió en el primer municipio del país en el que la población y la guerrilla manifestaron abiertamente su pacto por la reconciliación, así como, por aunar esfuerzos por vigilar la correcta implementación de los acuerdos de paz en el territorio.

El Instituto Latinoamericano para una Sociedad y un Derecho Alternativos (ILSA), habiéndose hecho partícipe de tan significativo evento, agradece a las organizaciones sociales la invitación a participar del mismo, extiende todo su reconocimiento y admiración a quienes durante el 28 y 29 de enero, en el municipio de la Uribe, con iniciativa y esperanza, celebraron tan novedoso acto de encuentro, respeto y reconciliación con el que desde esos días, se convirtieron en ejemplo y pioneros del país del que ésta y las nuevas generaciones son merecedoras.