Asociación Campesina del Catatumbo
:: Norte de Santander, Colombia ::
Loading
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Catatumbo
Gobierno incumple acuerdo de sustitución en Caño Indio
Asociación Campesina del Catatumbo - Ascamcat / Miércoles 15 de marzo de 2017
 

La historia del Catatumbo ha estado marcada por la violencia y el abandono estatal hacia las comunidades campesinas, quienes tienen como principal fuente de ingresos los cultivos de coca, lo que ha traído como consecuencia el accionar militar del Estado con las erradicaciones forzosas, las fumigaciones aéreas, además de procesos de criminalización y persecución del campesinado.

El campesinado organizado en la Asociación Campesina del Catatumbo – Ascamcat y consiente de la problemática, ha demostrado su voluntad y compromiso de tomar caminos alternativos que le permitan llegar a vivir en condiciones de vida digna. Tal es el caso de las comunidades de las veredas Caño Indio, Palmeras Mirador, Chiquinquirá y Progreso 2, quienes han venido trabajando de la mano de Ascamcat en la conformación de sus Comités Veredales de Sustitución de Cultivos de Uso Ilícito, respondiendo así a la necesidad de preparar una base organizativa para el proceso de sustitución en la región.

En ese sentido, se inició hace más de 6 meses un proceso de diálogo entre Ascamcat, las cuatro comunidades y el Gobierno Nacional para establecer la ZVTN en la vereda Caño Indio, que tuvo como resultado la firma de un acuerdo de sustitución el día 28 de enero en la escuela de Caño Indio. A pesar de la participación activa del campesinado en la construcción de su plan piloto de sustitución y la evidente voluntad al dejar de trabajar la coca, el Gobierno nacional, departamental y municipal no ha dado respuesta a los compromisos pactados, teniendo como resultado que el día 27 de febrero las cuatro comunidades se declararon en estado de emergencia económica y alimentaria.

Si bien se han programado reuniones con delegados del Gobierno nacional, éstos han incumplido las fechas establecidas y lo acordado frente a la participación de delegados de las FARC-EP, desconociendo el proceso de negociación y los compromisos adquiridos por las partes. Esta situación ha llevado a que las comunidades manifiesten de forma explícita que si no se da solución de forma inmediata a ésta problemática, se movilizarán para exigir un inmediato cumplimiento de lo acordado, tanto en La Habana como en Caño Indio.