Agencia Prensa Rural
Loading
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Entrevistas comandantes de las FARC-EP (IV)
"Con el caso de Simón Trinidad se ’castiga’ a la insurgencia colombiana"
Diálogo con Ricardo Téllez, integrante del Secretariado del Estado Mayor Central
 

En lo corrido del año el proceso de implementación se ha visto afectado por los tiempos en la ejecución de los protocolos acordados. Entre ellos los referentes a la amnistía e indulto de los miembros de las FARC-EP, la adecuación de las ZVTN, la débil presencia del Estado en los territorios en los que tenía presencia la guerrilla y su posterior ocupación por parte de grupos paramilitares. Frente al panorama actual de la implementación organizaciones sociales y jóvenes han comenzado un proceso de acompañamiento en el que uno de los objetivos es no abandonar el enfoque de género y el papel de la mujer en la construcción de paz. En paralelo, la Comisión de Implementación, Seguimiento y Verificación de lo pactado ha comenzado a ejecutar sus funciones como garantes.

Es así que, en el marco de la iniciativa de develar las perspectivas de diferentes comandantes de las FARC-EP frente a diferentes temas de la coyuntura nacional, el Equipo Colombiano de Investigación en Conflicto y Paz saca la cuarta parte de esta serie de entrevistas que se ciernen entorno a la Ley de Amnistía e Indulto, el papel de las mujeres en la construcción de paz y la importancia del enfoque de género durante la implementación y las funciones y necesidades de la Comisión de Implementación, Seguimiento y Verificación de lo pactado, CSIVI. Para ello se entrevistó al Comandante Ricardo Téllez, integrante del Secretariado del Estado Mayor Central de las FARC-EP y de la delegación de paz.

Entrevista No. 8
Comandante Ricardo Téllez
Tema central: amnistía e indulto de integrantes de las FARC-EP

En diciembre de 2016 el Senado y la Cámara dieron su visto bueno al primer proyecto de ley para implementar los acuerdos: la ley de Amnistía e Indulto para los integrantes de las FARC-EP. De manera inmediata el presidente Santos sancionó dicha ley con el número 1280 del 30 de diciembre de 2016 y por medio del decreto 277 de 2017 se estableció el procedimiento para la efectiva implementación de la misma. Sin embargo es evidente que la gran mayoría de guerrilleros en las cárceles del país y en las ZVTN aun no encuentran resuelta su situación jurídica.

ECICP: Comandante le agradecemos su tiempo para conversar con el ECICP sobre el conflicto que ha determinado nuestra historia y la paz que se avecina. Nos gustaría comenzar por preguntarle, después de aprobada la Ley de Amnistía e Indulto ¿En qué va la liberación de los prisioneros políticos de las FARC-EP?

Ricardo Téllez: Es una vergüenza. El indulto por razones políticas rige en forma permanente y a través de ese mecanismo, en dos años el gobierno indultó 30 guerrilleros. Por amnistía, hasta el 27 de febrero, han quedado en libertad cuatro compañeros de un total de 4.500 aproximadamente. Los jueces de ejecución de penas y funcionarios mañosos todo lo enredan.

ECICP: El Estado Mayor manifestó, a través de una carta, su decepción al enterarse que Simón Trinidad no fue incluido en la lista de indultados, autorizada por el recién salido presidente de Estados Unidos, Barack Obama. Explíquenos, por favor, ¿En qué consisten sus argumentos y peticiones para que fuese liberado y participara de manera activa del actual proceso?

R.T: Con Simón se “castiga” a la insurgencia colombiana. La batalla por la liberación de Trinidad apenas comienza y esperamos que gobiernos y pueblos nos acompañen, puesto que es un hombre de gran talento y mucho puede aportar a la paz de Colombia.

ECICP: El 25 de febrero de 2017 se hizo pública la noticia de que al menos 97 guerrilleros de las FARC-EP, presos en la cárcel de Popayán, anunciaron el inicio de una huelga de hambre indefinida para insistir en su excarcelación pactada en los acuerdos de La Habana. Algunos jueces han afirmado que no harán efectiva la libertad de los prisioneros de las FARC-EP hasta tanto no esté en firme la Jurisdicción Especial para la Paz. ¿Qué sabe usted de la situación de los prisioneros políticos? ¿A qué se deben las demoras?

R.T: Algunos jueces y magistrados interpretan a su acomodo una ley que tiene que ser de obligatorio cumplimiento. Las condiciones carcelarias de nuestros prisioneros son desastrosas, existe un estado de inconstitucionalidad decretado por la Corte Suprema de Justicia, pero en Colombia el Estado de Derecho parece no existir. Las instituciones y el personal que las componen, violan la propia legalidad que se dieron.

ECICP: La participación de la sociedad ha sido determinante para impulsar procesos de cambio. ¿Cómo cree que estos sectores puedan contribuir para que lo pactado se cumpla durante la implementación?

R.T: Los sectores democráticos y populares deben apropiarse del Acuerdo Final; estudiarlo, organizarse, movilizarse, vigilar cada paso que se dé y exigir que los mecanismos de participación ciudadana se pongan en funcionamiento para estar presentes en los planes, proyectos y todas las etapas de la implementación. Porque lo que se pactó en La Habana beneficia al conjunto de la sociedad colombiana y es deber de todas y todos vigilar su cumplimiento.

ECICP: En días pasados el país se enteró de la captura del comandante Nader, Julio Enrique Lemos Moreno, que se encontraba transitando de la ZVTN de Gallo, Córdoba a una clínica en la ciudad de Medellín por su estado complicado de salud a causa de hepatitis B. ¿Qué pudo haber pasado en este caso? ¿Los acuerdos contemplan protocolos para estas situaciones? ¿Cómo se piensa exigir por parte de las FARC-EP garantías sobre lo acordado? Pues en efecto se acaba de iniciar la implementación, pero no es el único caso en donde se ve una aparente descoordinación, falta de capacidad, o en caso extremo incumplimiento por parte del Gobierno Nacional.

R.T: Acciones como a las que usted se refiere crean tensiones innecesarias. Hay sectores dentro y fuera del gobierno que se quedaron estancados en el pasado de cárcel y represión. No han estudiado el Acuerdo Final y desconocen los protocolos. Esperamos que la situación se aclare rápidamente y las aguas vuelvan a su nivel porque todo esto lo que crea es desconfianza al interior de la guerrilla frente al comportamiento de ciertas autoridades.

ECICP: De igual manera en los últimos días se dio el caso de un joven estudiante de la Universidad Nacional que fue detenido por presuntos nexos con los atentados explosivos ocurridos en Bogotá en el sector de La Macarena. ¿Cree que, en este contexto de implementación, la organización social, política y la academia crítica van a continuar siendo perseguidas con la privación de la libertad? Entendiendo que ya se promovió la creación de un Estatuto de la Oposición como mandato del Acuerdo de La Habana.

R.T: La pelea en la actualidad es por la expansión de la democracia. Se dará en medio de la lucha de clases que no cesa. La manera de frenar las pretensiones de la ultraderecha es crear o constituir una correlación de fuerzas favorable a los cambios y a la implementación de los acuerdos. Eso está por realizarse pero se camina hacia allá.

ECICP: ¿En qué momento y por qué razones las FARC-EP se convencen de la necesidad de no levantarse de la mesa de negociaciones hasta pactar un acuerdo?

R.T: La lucha por la salida política está en los documentos fundacionales de las FARC. Siempre la buscamos y dependía más de la actitud del gobierno de turno, que de nuestra parte. Ellos imponían la guerra. Nosotros buscamos la paz desde siempre. La solución política ha sido nuestra bandera, por eso nunca nos levantamos de la mesa ni en los momentos más tensos.

ECICP: Por último comandante, nos gustaría escuchar su opinión en relación al panorama internacional. Es evidente que, gracias a la comunidad internacional, incluyendo EEUU, se logró avanzar y concretar un acuerdo entre el Gobierno y las FARC. ¿Cómo ve los cambios que se están dando en América? El cambio de gobierno de Estados Unidos, las elecciones en Ecuador, el panorama político en Venezuela, las próximas elecciones en Brasil, entre muchos otros escenarios que pueden llegar a determinar diversos rumbos del proceso de paz y las luchas sociales en América Latina.

R.T: Los avances de la derecha son preocupantes pero el ciclo de cambios favorables a las amplias masas no concluye. El imperio en decadencia se torna más agresivo y trata de imponer su voluntad a través de la fuerza física. Ni los gobiernos, ni los pueblos se cruzan de brazos a pesar de que suenan tambores y soplan vientos de guerra a nivel planetario. En lo político y social participan personalidades y amplias masas que inciden en la marcha de los acontecimientos, por eso mientras los guerreristas azuzan una III Guerra Mundial, no es una fatalidad histórica que tenga que suceder. Los gobiernos, personalidades y pueblos amantes de la paz pueden intervenir para evitarla. La diplomacia y el diálogo tienen mucho por hacer y el caso colombiano es muestra palpable de ello. Después de 53 años de dura confrontación militar se firmó la paz y comienza la implementación de los acuerdos y la sanación de heridas que pueden tardar varias décadas.