Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Coccam Bolívar, un paso más hacía la implementación de lo acordado
 

El sur de Bolívar se ha caracterizado por ser una zona rica en recursos hídricos y minerales, sin embargo contrasta el abandono que el Estado ha mantenido con las comunidades que por décadas han estado sometidas a la pobreza.

Debido a las características geográficas donde convergen varios departamentos, esta región ha sido un corredor entre el caribe, los santanderes y el centro del país; sus condiciones geográficas y climáticas, aunadas a su posición estratégica, hacen de este lugar un territorio en disputa por parte de los diferentes actores del conflicto armado. Narcotraficantes y los paramilitares han desplazado comunidades campesinas y el cultivo de coca se ha convertido en una fuente de subsistencia para sus pobladores.

Ante la falta de inversión social y la ausencia del Estado, se desestimuló la producción tradicional del plátano, yuca, cacao o café; favoreciendo así la producción cocalera, ya que con baja inversión genera mayor rentabilidad. Así se involucra al campesinado en la espiral del conflicto social, al recibir por parte del establecimiento tratamiento de narcotraficante se convierten en víctimas de la políticas antidrogas de EEUU y de los gobiernos de turno, que históricamente los han perseguido.

Como aporte para encontrar una salida a dicha problemática, en el marco de la implementación de los acuerdos la insurgencia de las FARC–EP y el Gobierno Nacional, se planteó la necesidad de llegar a un acuerdo sobre la Reforma Rural Integral (RRI) en pro del desarrollo y la apertura del campo para la tecnificación, la democratización en el uso de la tierra y el fortalecimiento de la económica campesina.

Teniendo como referente el acuerdo final de La Habana, campesinos y organizaciones sociales se dieron cita el pasado 14 de mayo en San Pablo, sur de Bolívar, para crear la Coordinadora Departamental Bolívar de Cultivadores de Coca, Amapola y Marihuana (Coccam – Bolívar), como una alternativa para garantizar la implementación del punto cuatro sobre sustitución de cultivos de uso ilícito.

Los campesinos y campesinas agrupados en la Coccam – Bolívar piden la transformación estructural de sus cultivos, con enfoque territorial, de forma concertada y gradual, acogiéndose al Programa Nacional Integral de Sustitución de cultivos de uso ilícito (PNIS) que se está llevando a cabo en los territorios desde el pasado 8 de mayo.

Según el Alto Consejero para el Posconflicto Rafael Pardo “En la primera fase del PNIS hemos alcanzado acuerdos con 85 mil familias para sustituir 63 mil hectáreas de coca” inicialmente en los departamentos de Meta, Norte de Santander, Guaviare y Putumayo.

A continuación el pronunciamiento de la Asociación Campesina del Valle del río Cimitarra sobre la Coordinadora Departamental Bolívar de Cultivadores de Coca, Amapola y Marihuana:

Se lanza la Coordinadora Departamental Bolívar de Cultivadores de Coca, Amapola y Marihuana

Con la intención de articularse a la Coordinadora Nacional de Cultivadores de Coca, Amapola y Marihuana - COCCAM-, el campesinado cultivador de los denominados cultivos de uso ilícito del sur de Bolívar, cumplieron la cita el pasado domingo 14 de mayo en el municipio de San Pablo.

Más de 200 campesinos y campesinas, delegados de comités cocaleros de cinco municipios: Cantagallo, San Pablo, Santa Rosa, Simití y Monte Cristo, se propusieron sumarse a la iniciativa que como COCCAM se viene desarrollando a nivel nacional de constituirse como un actor determinante en la solución integral a la problemática de los cultivos de coca, marihuana y amapola en el país, hacia la construcción de paz e implementación del punto 4 del Acuerdo de Paz entre las FARC-EP y el Gobierno Nacional.

Luego de media jornada de socialización, informes y dar respuesta a las dudas de los asistentes, se conformó oficialmente la Coordinadora Departamental Bolívar de la COCCAM. 19 delegados de los cinco municipios del sur del departamento serán el puente entre la Coordinadora Nacional y los comités cocaleros veredales, además esta Coordinadora Departamental prepara y organiza al campesinado cultivador para las sesiones de diálogo y negociación que se vienen con el Gobierno Nacional y las FARC-EP a partir del 19 de mayo próximo.

Gremios como el de los conductores y comerciantes se sumaron a la propuesta reconociendo la importancia de la hoja de coca en la economía de la región. Pese a la ausencia de la alcaldía municipal de San Pablo, quienes se habían comprometido a participar con un delegado, cabe resaltar su apoyo al evento en temas logísticos para su buen desarrollo.