Agencia Prensa Rural
Loading
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Paro cívico en Barrancabermeja para exigir Plan de Modernización de la Refinería
Que la lucha por el PMRB no oculte la crisis institucional
Agencia Prensa Rural / Jueves 18 de mayo de 2017
 

El pasado 17 de mayo Barrancabermeja se hizo volver a sentir en todo el país, a pesar de que esta acción cívica y popular se debió hacer hace más de dos años, gran parte de la institucionalidad del puerto petrolero se concentró en el parque Camilo Torres y salió a marchar por la Avenida del Ferrocarril hasta la puerta principal de la empresa petrolera para defender el interés de todos los barranqueños. Los marchantes exigían al Gobierno Nacional y a la Empresa Colombiana de Petróleo (Ecopetrol) garantías laborales y una pronta y justa implementación del Plan de Modernización de la Refinería de Barrancabermeja (PMRB).

Desde su anuncio y aprobación en la junta directiva de Ecopetrol, el PMRB tiene ya varios años en espera. Desde el año 2008 se venía incentivando al sector comercial y empresarial para invertir en infraestructura y recibir los supuestos beneficios que traería consigo la modernización de la refinería. Fueron estos los términos que siguieron generando las dinámicas comerciales en los siguientes años; la población estuvo a la espera, sin tener respuesta alguna del gobierno de Juan Manuel Santos y de Ecopetrol.

Fue así como Barrancabermeja se sumió en una crisis laboral sin precedentes en su historia, que dejó un aumento considerable de la economía informal. Finalmente la especulación alrededor del anuncio de la modernización desembocó en la migración de familias y comerciantes a otros lugares del país. Frente a esto también es importante hacer mención a la crisis institucional generada durante la administración de Darío Echeverry, quien no supo coincidir con las problemáticas locales y mucho menos tomar determinaciones desde la alcaldía municipal a favor de una solución que ofreciera mejores oportunidades a los pequeños y medianos comerciantes de Barrancabermeja.

Estos dos últimos años los barranqueños han sido representados por un gobierno municipal que no supo hacer una lectura seria de la situación social, económica y ambiental de Barrancabermeja; y que, por el contrario, siempre se vio obligado a desmentir y ocultar las acusaciones que se le han venido haciendo a su administración. Una administración que se ha visto involucrada en temas de corrupción, generación de políticas desfavorables para el medio ambiente y prácticas clientelistas en detrimento de la dignidad laboral del trabajador barranqueño. Además actualmente afronta un proceso de revocatoria del mandato que está siendo liderado por un importante sector que representa a la anterior administración.

Es en este panorama en el cual surgió una iniciativa cívica integrada por representantes de diferentes sectores de la sociedad: obreros, trabajadores públicos y comerciantes; hicieron un llamado popular hacia la defensa del PMRB y contra la chatarrización de la refinería.

Hoy el puerto petrolero se encuentra políticamente polarizado, en una gran crisis institucional y de gobernabilidad, con altos índices de delincuencia común, problemas de salud pública, suicidios y violación a derechos tan fundamentales como a respirar un aire limpio, beber agua potable y tener un trabajo bien remunerado. Todas estas problemáticas se han convertido en el día a día de los barranqueños, que ven como estos derechos en realidad pareciesen un lujo para unos pocos.

El llamado es a una acción cívica desprovista de intereses partidarios y rentistas, que tome las riendas del futuro social, económico y político de Barrancabermeja; que recoja las experiencias y necesidades comunitarias y barriales, que nos pueda llevar hacia una nueva administración que sepa representar los intereses de la población que lo elige.