Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Buenaventura, el puerto del Pacífico condenado al olvido y la violencia
 

Buenaventura, ciudad portuaria del pacífico colombiano, desempeña un rol muy importante en la economía del país: mueve más del 50% de importaciones y exportaciones de Colombia. Es un lugar estratégico para la inversión nacional e internacional de grandes empresas, sin embargo también es sinónimo de pobreza, desigualdad, violencia, exclusión y falta de oportunidades.

A pesar de los miles de millones de pesos que se mueven en el principal puerto marítimo de Colombia, la desigualdad socioeconómica es latente. Este rincón de Colombia ha soportado durante décadas pobreza, violencia y abandono por parte del Gobierno Nacional, con el agravante de que los grupos armados encuentran en estas condiciones el escenario propicio para su fortalecimiento y accionar.

La situación no ha pasado desapercibida por parte de organismos internacionales como Human Rights Watch que denunció la presencia de paramilitarismo en la ciudad, y diversas violaciones a los derechos humanos, así mismo hacen responsable al Estado colombiano asegurando que no se ha hecho un trabajo eficiente para combatir esa gran problemática.

En el año 2014 Jean Marc Laforet, embajador francés y representante de la Unión Europea, realizó las siguientes declaraciones tras su visita a Buenaventura: "El puerto de Buenaventura es moderno, pero por fuera todo es muy diferente. Por fuera se ve una ciudad con muchas necesidades". Estas palabras reafirman el hecho de que, efectivamente, lo que le importa al Gobierno Nacional de Buenaventura es el puerto, más no la ciudad.

La situación de Buenaventura es responsabilidad directa del Estado, por haber abandonado a la población creando un amplio caldo de cultivo para que se desarrollen otras problemáticas. Así se ha reflejado también en diversos lugares de Colombia, pero sorprende aún más el caso de esta ciudad del Pacífico, pues es un pulmón económico para el país.

La ecuación Estado – Mercado – Comunidad debe ser armónica para gozar de un Estado Social de Derecho, como se proclama en Colombia; si en esta ecuación se rompe la armonía, surgen dificultades. Por lo tanto el principal problema de Buenaventura es que el mercado es mucho más importante que la comunidad, el puerto económico es más importante que los habitantes; es decir que el capital está por encima del ser humano.

Andrés Rodas