Agencia Prensa Rural
Loading
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Se instala el Cuerpo Élite de la Policía que combatirá el Paramilitarismo
 

El 16 de Junio se llevó a cabo el lanzamiento del Cuerpo Élite de la Policía, organismo que nace a raíz del acuerdo 3.4 de La Habana y que complementa otros puntos en los que ya se ha avanzado, tales como la prohibición del paramilitarismo. Su función principal será la de combatir las estructuras sucesoras del paramilitarismo, investigar y encontrar los responsables de los homicidios a líderes sociales.

Su dirección operativa estará a cargo del Coronel Rincón y el General José Luis Vargas y contará con: 1.088 policías, 120 investigadores judiciales, 40 analistas y 150 personas que conformarán el grupo de reacción inmediata

El evento fue convocado por el vicepresidente de la República Oscar Naranjo y contó con la participación de generales de la Cúpula de la Policía. Durante la ceremonia asistieron como invitados especiales: la oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, La Alta Consejería Presidencial para los Derechos Humanos; La vicefiscal María Paulina Riveros, la Defensoría del Pueblo, La Procuraduría General de la Nación y los delegados de la sociedad civil Gustavo Gallón y Franklin Castañeda, en representación de las plataformas y organizaciones de derechos humanos.

Una de las primeras funciones de este cuerpo Élite de la Policía será la de intervenir en planes pilotos en los municipios de Tumaco y Buenaventura. Así mismo, deberá ser parte de la articulación de las fuerzas del Estado con otras medidas que contiene el acuerdo como la creación de la Unidad Especial de Investigación de la Fiscalía, la reforma al sistema de alertas tempranas de la Defensoría del Pueblo que tendrá como órgano articulador a la Comisión Nacional de Garantías de Seguridad.

A estos acuerdos le queda pendiente impulsar el funcionamiento de cada una de estas instituciones y llevar a cabo el pacto político nacional para la renuncia al uso de la violencia en el ejercicio de la política. Una vez estos dos puntos se cumplan, entraría en funcionamiento las distintas instituciones que contiene el acuerdo de La Habana.

“Las organizaciones de derechos humanos debemos velar porque esas nuevas institucionalidades brinden resultados inmediatos, ese será nuestro papel fundamental en la medida en que estamos al interior de la Comisión de Seguridad” así señaló Franklin Castañeda, delegado de la sociedad civil en la Comisión Nacional de Garantías de Seguridad y presidente del Comité de Solidaridad con los Presos Políticos.

Publicado en: CSPP