Agencia Prensa Rural
Loading
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Expresiones de odio de Abelardo de la Espriella al presidente Maduro
Agencia Prensa Rural / Martes 11 de julio de 2017
 

Los grandes medios de comunicación colombianos han desechado los límites de la ética. En los últimos meses han expresado mayor injerencia frente a las coyunturas y problemáticas de los países vecinos, en especial los de gobiernos de izquierda o de corte progresista, siendo desmedidos al reproducir informaciones dudosas sin importar las fuentes. El caso de Venezuela es un ejemplo de ello, donde solo se muestra una cara de la moneda.

El pasado nueve de julio de 2017, en una columna de opinión en el diario El Heraldo, el abogado Abelardo de la Espriella decidió emprenderla contra el presidente Nicolás Maduro. Paradójicamente, mientras Colombia tiene una grave problemática social, los medios muestran las dificultades de Venezuela con mayor contundencia. Muestra de ello fue la nota de “Muerte al tirano” que trascendió la crítica a lo denigrante y vulgar, finalizando con un llamando a asesinar al presidente venezolano.

El problema que se ha suscitado frente a este escrito es que un periódico como El Heraldo, de amplia circulación en la costa Caribe, permitió la circulación de este tipo de opiniones que promueven el magnicidio de un presidente latinoamericano, por el hecho de no estar de acuerdo con su modelo económico y sus posturas políticas.

Frente a estos hechos, el director del periódico, Marco Schwartz, rechazó este tipo de columnas, aduciendo que se oponen a los principios del diario caribeño, que promueven el respeto y “un apego a la vida”. Sin embargo, esta opinión fue publicada en la edición dominical, una de las más leídas en la región, sin que los editores la hubieran reprobado.

Ante el reclamo del diario, De la Espriella presentó la renuncia a su columna de opinión, dejando como recuerdo una nota que incita al odio y a la violencia. Queda claro que los medios le dan jugada a estos mensajes que tergiversan la información y envían señales adversas a la paz.

Por tal motivo, diversos sectores de la sociedad colombiana que están o no de acuerdo con el gobierno venezolano reprocharon esta nota argumentando que el diálogo es la solución en el país vecino, no la violencia. Además, los colombianos, al haber padecido el conflicto armado y saber el costo que esto representa, no deberían andar promoviendo el odio en otros lugares.