Agencia Prensa Rural
Loading
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Oleoducto causa graves daños ambientales en Santander
 

Las comunidades campesinas del municipio de La Belleza y Florián en Santander, apoyados y recogidos en la Asociación de Comunidades Campesinas y Populares del Sur de Santander que a la vez reciben el respaldo de Marcha Patriótica Sur de Santander desde hace varios años han venido manifestando su preocupación frente a los daños causados por la empresa Oleoducto Central S.A. -OCENSA, la cual es la encargada del trasporte de petróleo desde Cusiana en el Casanare hasta el puerto marítimo de Coveñas en el departamento de Sucre.

Dichas manifestaciones siempre se han adelantado de manera pacífica y argumentada sin que estas hayan surtido los efectos esperados a causa de la irresponsabilidad social y ambiental que ha ejercido la empresa OCENSA ante las comunidades y sus territorios.

Estos daños comprenden:

La contaminación, disminución y desaparición de acuíferos y demás cuerpos de agua empleados tanto en las labores agropecuarias como en el uso doméstico de las comunidades del municipio.

Inestabilidad geológica debido al uso de explosivos, lo cual repercute con deslizamientos de tierra afectando las fincas de los campesinos, las vías, las viviendas y poniendo en riesgo la vida de las personas.

Vías carreteables en mal estado por la desatención e incumplimiento de los convenios firmados y el desacato a las normas establecidas por el Ministerio de Medio Ambiente lo que dificulta la movilidad humana y el trasporte de productos agropecuarios.

Empleo de materiales prohibidos por la legislación, por su naturaleza contaminante, para realización de obras.

Abandono total de las obras de geotecnia presentes en el derecho de vía por donde pasa el oleoducto.

Hechos: 9 y 10 de febrero de 2017:

Visita de verificación a las zonas afectadas en la que participaron representantes de la Procuraduría General de la Nación, de la Corporación Autónoma Regional de Santander – CAS, alcaldías de La Belleza y Florián, personerías municipales, Oleoducto Central S.A. - OCENSA y las comunidades campesinas. Este recorrido permitió evidenciar en campo las problemáticas y denuncias planteadas reiteradamente por los habitantes de la región.

Mayo de 2017:

Visita de la Agencia Nacional de Licencias Ambientales – ANLA a los puntos críticos denunciados, atendiendo a una denuncia presentada ante la procuraduría general de la nación en la cual una vez más se pudo comprobar los impactos negativos generados por OCENSA.

20 de junio de 2017:

Las comunidades de las veredas afectadas por OCENSA inician una protesta pacífica con el objetivo de lograr que la empresa cumpla con la mitigación y solución de los daños causados.

10 y 11 de julio de 2017:

En las instalaciones de la alcaldía municipal se llevó a cabo una reunión en la cual estuvieron presentes representantes de las comunidades afectadas, Ejército Nacional, Policía Nacional, administración municipal de La Belleza y Florián (alcaldes y personerías) y el Ministerio del Interior. El objetivo de este encuentro era lograr el cumplimiento de los compromisos adquiridos por la empresa OCENSA en referencia a la reubicación de viviendas de familias en riesgo, descontaminación de cuerpos de agua que abastecen los acueductos y demás fuentes hídricas, arreglo de carreteras y buscar de manera negociada mitigar el impacto ambiental que afecta de manera directa social y económicamente a las comunidades.

13 de julio de 2017:

Comunidades pertenecientes a las veredas de la playa y Cachipayal mantienen la protesta simbólica en el cruce de las vías que conducen al río Minero y por otro lado a La Quitaz y al Rubí (lugar conocido como la “Y” del río Minero. Esta movilización se realiza haciendo el llamado a la empresa OCENSA para que reconozca su responsabilidad y asuma lo compromisos necesarios planteados por las comunidades.

julio de 2017:

La empresa OCENSA gestionó ante el Ministerio de Defensa la presencia del Escuadrón Móvil Antidisturbios – ESMAD, lo cual es entendido como una vía represiva contra las comunidades campesinas desatendiendo las denuncias realizadas por estas.

Tanto las comunidades directamente afectadas por la empresa OCENSA, como demás comunidades del municipio de La Belleza y Florián, consideramos que nuestros reclamos no solamente son justos, sino que requieren urgente atención y solución teniendo en cuenta que se están vulnerando derechos como a la vida, al agua, a un ambiente sano, a la movilización y a la integridad física y psicológica. Además, abogamos para que se retomen los diálogos y se logren soluciones a los problemas planteados.

Rechazamos enfáticamente el uso del Esmad al considerar éste como un método violento que desconoce nuestras justas reclamaciones, mina de zozobra el porvenir de los habitantes y deja expuestas y en condición de vulnerabilidad a las comunidades afectadas por la problemática generada por la empresa.