Agencia Prensa Rural
Loading
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

9 muertos deja la arremetida de la fuerza pública contra campesinos en Tumaco
Las comunidades campesinas se encuentran haciendo exigencia del cumplimiento de los acuerdos de paz, en cuanto a la concertación para el proceso de sustitución de cultivos de uso ilícito.
Fensuagro / Viernes 6 de octubre de 2017
 

Policía Nacional, Escuadrón Móvil Anti Disturbios ESMAD y Ejército Nacional arremeten en forma desproporcionada en contra de las comunidades manifestantes en la zona de Alto Mira y Frontera del Corregimiento de Llorente del municipio de Tumaco, Nariño dejando hasta el momento 9 campesinos muertos y 18 heridos de gravedad.

La Federación Nacional Sindical Unitaria Agropecuaria FENSUAGRO - FSM, denuncia los asesinatos y agresiones en contra de la integridad física de las comunidades campesinas de la zona, quienes se encuentran haciendo exigencia del cumplimiento de los acuerdos de paz, entre el gobierno y las Farc en cuanto a la concertación para el proceso de sustitución de cultivos de uso ilícito, y por ende en contra a la Erradicación forzada por parte de las Fuerzas militares. En el marco de las manifestaciones pacíficas que se adelantan en la zona de Alto Mira y Frontera, que se han mantenido desde el día jueves 28 de Septiembre de 2017

Los pasados miércoles 4 y jueves 5 de octubre del 2017 se presentaron agresiones con arma de fuego por parte de las unidades adscritas al Ejército y la Policía Nacional de Colombia, dejando como resultado 18 campesinos heridos en la Vereda Puerto Rico, quienes han sido trasladados hacia San Lorenzo para recibir atención médica.

En la Vereda Brisas y el Tandil debido a los disparos indiscriminados hasta el momento se reportan 9 campesinos muertos. Se realiza un informe por parte de Ejército y policía Nacional, intentando justificar su accionar desmedido y en el cual se expone que el motivo de su agresión obedece a que se habrían presentado el lanzamiento y explosión de 5 cilindros bomba, sin embargo las comunidades manifiestan y clarifican que no se han encontrado evidencias de ningún tipo de artefacto ni rastros de explosión.

Responsabilizamos al Estado Colombiano en cabeza del señor Juan Manuel Santos Calderón, la fiscalía general de la nación, fuerza pública, quienes por acción u omisión han permitido la agresión y vulneración de los derechos humanos en contra de la población civil campesina.

Y exigimos de manera urgente una comisión humanitaria que se acompañe la situación y a la Defensoría del Pueblo a reaccionar ante la gravedad de los hechos y dejar de lado el accionar pasivo que ha asumido hasta el momento frente a la crisis del territorio de Alto Mira y Frontera. Al Estado colombiano inmediato cumplimiento de las reiteradas recomendaciones que sobre el respeto y acatamiento del Derecho Internacional de los Derechos Humanos ha formulado la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, La comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA y demás organismos internacionales.

Y solicitamos a la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH), en el marco del cumplimiento de su mandato, prestar toda su gestión para que las actuaciones del Estado Colombiano se apeguen a las Normas internas y externas que se ha comprometido a respetar y que se inicien las investigaciones a que haya lugar por el desconocimiento de las mismas.