Agencia Prensa Rural
Loading
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Profesores rechazan señalamientos contra Mauricio Archila
/ Sábado 11 de noviembre de 2017
 

El país ya conoce la forma artera en que el expresidente Álvaro Uribe Vélez ataca y pone en la picota pública a periodistas, artistas, humoristas, intelectuales, líderes sociales, académicos, y a quienes de una u otra manera considere contrarios a sus intereses. En este caso el agredido públicamente, de forma por entero gratuita, ha sido el profesor Mauricio Archila Neira, colega y amigo, profesor del Departamento de Historia de la Universidad Nacional de Colombia, investigador del CINEP desde hace muchos años, destacado académico, ganador entre otras distinciones, del Premio Nacional en Ciencias Sociales de la Fundación Alejandro Ángel Escobar, presidente en dos ocasiones de la Asociación Colombiana de Historiadores y exdirector del Doctorado y del Departamento de Historia de la Universidad Nacional de Colombia.

Bastó un trino para que el expresidente, ajeno a la discusión de ideas, al debate propio de la academia y de la democracia, creyendo equivocadamente que Mauricio Archila había sido nombrado en la Comisión de la Verdad (tal como lo afirma en su trino), lo expusiera peligrosamente en medio de la polarización que vive el país. Estamos hastiados de la estrategia de propalar mentiras para alimentar odios y persecuciones. Si el expresidente hubiera leído siquiera uno de los artículos o libros de Mauricio Archila sabría de su respeto por la verdad y de su talante ético y democrático.

Los profesores y profesoras del Seminario Permanente por la Universidad manifestamos nuestro más enfático repudio a estos juicios irresponsables que el expresidente ha difundido ahora contra Mauricio Archila. Al atacarlo a él, Uribe ataca al tiempo a los y las intelectuales de este país, a quienes seguramente contempla como inconvenientes para sus propósitos. Consideramos que el expresidente no puede continuar levantando juicios amenazantes de manera aleve, para tratar de caldear más los ánimos en busca de réditos políticos y de oponerse a la paz.

Como miembros de la comunidad académica nos sentimos indignados con la agresión de la que ha sido objeto nuestro distinguido colega a quien rodeamos brindándole todo nuestro apoyo, respaldo y solidaridad. Vemos el gesto del expresidente como una manifestación de lo peligroso que parece resultarle el amor por la verdad, la discusión y el debate que anima a la academia, justo en estos momentos en los que los aportes de estos valores son tan necesarios. En tal sentido, sea ésta también la ocasión para refrendar nuestro compromiso con ellos.

Profesores y profesoras del Seminario Permanente por la Universidad.

Ciudad Universitaria, Noviembre 10 de 2017.