Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Arhuacos y Gobierno llegan a acuerdo sobre minería en la Sierra Nevada
Libardo Muñoz / Martes 28 de noviembre de 2017
 
JPEG - 38.2 KB
Foto: La Plena - Prensa Alternativa y Popular del Caribe.

Una delegación de los arhuacos y otra del gobierno nacional, llegaron a un principio de acuerdo que declara 585 mil hectáreas adicionales, de la Sierra Nevada de Santa Marta, libres de actividad minera.

Los arhuacos unidos en la Confederación Indígena Tayrona, obligaron al gobierno colombiano a sentarse el pasado fin de semana en Valledupar, alrededor de reclamos concretos de respeto a la Sierra Nevada de Santa Marta, su territorio ancestral, afectado por la minería descontrolada, los desalojos y la presencia criminal del paramilitarismo.

Leonor Zalabata, comisionada de Derechos Humanos de la comunidad arhuaca, presente en el encuentro con los ministros del interior y de minas del gobierno colombiano, calificó el acuerdo logrado como muy importante. Quedó creado un espacio abierto de diálogo permanente entre las partes, al final de las conversaciones.

El ministro de ambiente Luis Guillermo Murillo hizo notar que ya existen en la Sierra Nevada de Santa Marta 40 mil hectáreas protegidas en el Parque Nacional Natural y que con el nuevo espacio libre de minería acordado se logran casi un millón de hectáreas libres de minería.

De manera intensa y ordenada, centenares de arhuacos bajaron de la Sierra hasta Valledupar, capital del Cesar, marcharon por las principales arterias de la ciudad y, acompañados por sus mujeres y niños, llegaron hasta el frente de la alcaldía municipal, donde entregaron denuncias sobre el peligro de desaparición de su comunidad, la contaminación de los ríos y el desconocimiento de la declaratoria de la Corte Constitucional que protege a la Sierra Nevada bajo la figura de Territorio Sagrado.

Al finalizar la reunión entre la comunidad arhuaca y los ministros, la CIT reafirmó la defensa de la Sierra Nevada de Santa Marta contra la minería y la suspensión de más licencias pedidas al gobierno.