Asociación Campesina del Valle del Río Cimitarra
:: Magdalena Medio, Colombia ::
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Comunidades del valle del río Cimitarra exigimos el derecho a participar en las Circunscripciones Especiales de Paz
 
JPEG - 58.3 KB

Cuando el campesinado colono llegó al valle del río Cimitarra en la década de los 80, estaba huyendo de la violencia del centro del país en busca de un territorio libre de contiendas armadas donde poder empezar de nuevo, lamentablemente allí la crudeza de la guerra también los alcanzó. Decididos a resistir y a defender su territorio soportaron la desidia, el abandono, la estigmatización y la muerte. La dignidad y la esperanza de paz fueron imposibles de arrebatar. Llorando y enterrando víctimas siguieron trabajando la tierra y protegiendo el tesoro invaluable de recursos naturales que ahora custodian como única fuente de vida. Así nacemos como Asociación Campesina del Valle del Río Cimitarra - ACVC, una organización social campesina con la firma convicción de defender la vida y exigir nuestro derecho a vivir dignamente y en paz en nuestro territorio.

Desde su principio apoyamos los diálogos de La Habana, porque en ellos vimos la posibilidad de hacer reales los sueños de paz por los que por dos décadas habíamos luchado, vimos en las Circunscripciones Transitorias Especiales de Paz (CTEP) la oportunidad de materializar nuestras exigencias de participación e incidencia en las políticas agrarias, sociales y económicas que nos permitieran resarcir los daños dejados por la guerra. Por ello en nuestra X Asamblea celebrada con la participación de 123 juntas de acción comunal y 32 comités veredales el pasado 23 de septiembre en Yondó - Antioquia, postulamos como precandidato al líder social y campesino Andrés Gil, reconocido en la región por su inquebrantable compromiso con la defensa de los derechos campesinos.

Hoy vemos con profunda tristeza y desconcierto la mezquindad con la que el Senado de la República pone todas trabas y bloqueos para no permitir nuestra participación en la Cámara de Representantes, perpetuando la exclusión y el silencio al que hemos sido sometidos históricamente, negándonos el derecho a edificar la paz con justicia e igualdad social que siempre hemos exigido.

El movimiento campesino ha sido ejemplo de emancipación y lucha, nos hemos movilizado cuantas veces hemos visto necesarias y lo seguiremos haciendo siempre por la defensa de nuestros derechos y de la paz, el llamado es a la movilización de todos los sectores sociales para defender esta oportunidad histórica de dejar atrás los tiempos oscuros de muerte y destrucción de nuestra Colombia profunda.