Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

“Las actas electorales van a la embajada norteamericana porque somos un país dependiente del Imperio norteamericano”
Dick Emanuelsson, Mirian Emanuelsson / Domingo 3 de diciembre de 2017
 

Reina una tensión y una creciente acción callejera en Honduras, 96 horas después de las elecciones realizadas del domingo pasado y sin un resultado. El Ejército y la Policía Militar atacan al pueblo en varios puntos de Honduras que protesta contra lo que dice es un fraude y un robo de las actas para completar el fraude de la derecha hondureña y el Poder Fáctico en contra del candidato opositor, Salvador Nasralla, postulado por la Alianza Opositora contra la Dictadura.

En la capital Tegucigalpa, todos los puntos estratégicos son militarizados. Los uniformados han enfrentado a las masas populares que se han levantado contra lo que dicen ser “el fraude”. Las bombas lacrimógenas llueven alrededor de la Universidad Pedagógica, Infop, la colonia Kennedy, la colonia Miraflores y muchos más barrios y colonias. Han sido cortadas el Bulevar de las FF.AA. u otras carreteras de la capital por el Ejército y la policía militarizada.

En la ciudad de La Ceiba, la tercera más grande de Honduras, ubicada en la costa del Caribe, los pobladores han tomado los puentes estratégicos que conecta con toda la costa y que es vital para los transportes del banano y piña de las transnacionales como Dole y Chiquita y también los productos de la Palma Africana.

En el sur y este del país comienza el pueblo levantar barricadas y retenes, muchos peajes son ocupados también por el pueblo lo que puede el inicio de una sublevación pacífica, siempre y cuando la fuerza pública respeta la protesta popular.

JPEG - 29.3 KB
Los manifestantes en contra el fraude son atacados con gases, agua y pinturas.

Audio entrevista completa