Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Surgen más voces de respaldo a la lucha de los habitantes de Urabá
La exigencia central de los habitantes es la reubicación de las casetas del cobro de peajes.
Hernán Durango / Domingo 7 de enero de 2018
 

Más voces de personalidades, congresistas, aspirantes presidenciales y dirigentes sociales del país se suman al respaldo a las comunidades de los municipios y corregimientos de la región de Urabá, Antioquia, que exigen al Gobierno Nacional y su Agencia Nacional de Infraestructura ANI la inmediata reubicación de las casetas de peajes, las cuales han sido motivo de discordia y causa de fuertes protestas durante los últimos días, con saldos de heridos, muertos y muchos desastres económicos para la agroindustria, el transporte y el comercio de esta sección del país.

El obispo de Apartadó, monseñor Hugo Alberto Torres Marín, en documento divulgado ampliamente expresa que la Diócesis de Apartadó está preocupada por la situación e insta al Gobierno Nacional a abrir una mesa de diálogo en Urabá con la presencia de los representantes de las comunidades y sus organizaciones para lograr un acuerdo de reubicación de las casetas de peaje que han creado tanta discordia.

“El obispo y los sacerdotes que se encuentran en el eje bananero de Urabá hacemos un llamado a las comunidades de la zona para que desestimulemos las acciones violentas y vías de hecho como expresión de una protesta cívica y en derecho ante la implementación de los peajes”, indicó en el comunicado en que se hace fuertes críticas a la falta de interlocución del Estado y se invita a abrir lo más pronto posibles escenarios de diálogo para concertar y frenar las acciones violentas.

El documento continúa: “Lamentamos que el Estado haya desestimado el sentir unánime de estos pueblos cuya labor da tantas divisas y sobre los que se proyectan tantas obras de infraestructuras para afrontar un futuro promisorio. Pedimos encarecidamente al alto Gobierno abrir una mesa de diálogo con las instituciones de la Región para que busquemos las mejores soluciones y recobremos el control social y demos respuestas justas a las situaciones que este paro va dejando manifiestas”.

Por su lado, los medios de comunicación nacionales difundieron mensajes de preocupación y petición al presidente Santos para que atienda el llamado y los reclamos de la comunidades emitidos por la aspirante presidencial Piedad Córdoba Ruiz y los senadores, Jorge Robledo e Iván Cepeda y el Representante a la Cámara, Alirio Uribe. Precisamente este último reenvió un mensaje al Gobierno en los siguientes términos: “Ministro de Defensa informó que van 36 capturas por disturbios en Urabá. ¿Y cuántos por los asesinatos de líderes sociales?"

Lo mismo hizo, desde la capital colombiana la presidenta nacional del partido Unión Patriotica UP, Aída Avella, aspirante al Senado de la República quien asegura que la comunidad del Urabá debe ser escuchada y solicitó a los ministros de Gobierno y de Transporte para que se desplacen a la zona sin más dilación con el propósito de arreglar el problema que crearon con la pretendida imposición inconsulta de los peajes calificados de “atraco” por las comunidades.

“Si el Gobierno departamental no escucha a los pobladores del Urabá, el Gobierno Nacional debe hacerlo. La Colombia profunda y olvidada requiere solidaridad, atención, diálogo y desarrollo. Todo el apoyo al pueblo del Urabá en la lucha contra uno de los abusos frecuentes en Colombia. Los peajes, que favorecen a los mismos de siempre, los colocan donde quieren y cobran a su manera”, señala Aida Avella.

El representante a la Cámara por ese departamento, Wilson Córdoba Mena, también ratificó sus criticas la política tardía del Presidente Juan Manuel Santos.

“Llevo dos años buscando una comunicación con el gobierno para que se diera una concertación y hoy después de toda esta destrucción llega el ministro de defensa. Consterna que hoy a pesar de lo destruido que esta la región no existe una mirada como la región más importante de Antioquia. En Urabá estamos dolidos con un gobierno indolente que no tiene una política social para integrar a la juventud metida en el pandillismo y aquí está el paramilitarismo”, dijo al medio local La Chiva de Urabá.

La región de Urabá la semana que culminó fue escenario de fuertes protestas, lo que obligó a la dirección de la Agencia Nacional de Infraestructura ANI a anunciar la suspensión de dichos cobros. Los habitantes insisten en que la reubicación de las casetas deber ser concretada sin más dilaciones ni engaños de parte del Gobierno Nacional y al Ministro de Defensa le advierten que este conflicto social no tiene otra salida que el diálogo y la concertación. De nada sirven la represión, amenazas, chantajes, judicialización o captura de líderes de las protestas.