Agencia Prensa Rural

Loading
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

El Pentágono usará las bases en Colombia frente a países hostiles
Un informe al Congreso subraya la amenaza de "gobiernos anti EEUU" en la zona
Antonio Albiñana / Miércoles 4 de noviembre de 2009
 

En un documento dirigido por el Departamento de Defensa al Congreso de EEUU sobre la Base de Palanquero, la más importante de las siete pactadas para la actuación estadounidense en territorio colombiano, se destaca la importancia de utilizar dicha instalación como "una oportunidad única para poder hacer un completo abanico de operaciones" en una región "crítica" donde "la seguridad y la estabilidad están bajo constante amenaza", no sólo por el narcoterrorismo, sino por "gobiernos anti Estados Unidos".

En el documento, cuyo facsímil publica la revista Semana, se define el reciente acuerdo entre EEUU y el Gobierno de Álvaro Uribe como "una oportunidad única" para afrontar la amenaza de gobiernos hostiles a la política estadounidense en Suramérica. Para este importante semanario, "no cabe duda de que Colombia estampó su firma para hacerse con un escudo de contención para una eventual guerra con Venezuela. Este acuerdo les cayó del cielo".

Ampliación de instalaciones

Estos argumentos del Pentágono, para obtener la aprobación del Congreso de un crédito de 46 millones con el fin de ampliar la Base de Palanquero, en el centro de Colombia, se inscriben en sus planes para 2010. Su difusión confirma los recelos de los gobiernos de la región, especialmente Venezuela, Ecuador y Brasil, sobre el pacto, todavía secreto, para la instalación del Ejército estadounidense en siete puntos del territorio colombiano.

Pocos creen a estas alturas las razones oficiales para el desembarco de EEUU: la lucha contra el narcotráfico y la guerrilla. Como señala el analista chileno Marcel Garcés en La Nación: "Los objetivos reales [de las bases] son el espionaje tecnológico de comunicaciones, objetivos económicos y fuerzas militares mucho más allá del territorio colombiano. Allí estarán los aparatos que son el centro nervioso de la inteligencia apuntando a los países hostiles de América".

"Los objetivos reales [de las bases] son el espionaje tecnológico de comunicaciones"

La Base de Palanquero cuenta con la pista de despegue y aterrizaje más larga del país (3.500 metros) y dos hangares con capacidad para 60 aviones. Con la participación de EEUU se ampliarán sus pistas y su sistema de comunicaciones para dar servicio a los aviones C-17, el gigante de Boeing usado para el transporte de tropas y material pesado en zonas de guerra, y a los AWACS, capaces de sobrevolar varios países interceptando todas las comunicaciones.

La difusión del texto del Pentágono, con las verdaderas intenciones del Pacto con Colombia, ha coincidido con la del ministro de Interior venezolano, Tareck El Aissani, de un documento del DAS (el Servicio Secreto colombiano) en el que se detalla un plan financiado por la CIA para el espionaje a gran escala sobre Ecuador, Colombia y Venezuela. El propio jefe del DAS ha reconocido la autenticidad de dicho documento, justificando que se trata de "hacer contrainteligencia sobre actividades de otros gobiernos en Colombia" y de "pulsar el ambiente regional". Las consecuencias diplomáticas, según el senador uribista Juan Carlos Vélez, "serán muy importantes".

Protesta ante la Base de Palanquero

Durante el fin de semana, un grupo de activistas se concentró ante la Base de Palanquero para recordar la matanza de 17 civiles, entre ellos seis niños, perpetrada por aviones que salieron de dicha instalación en septiembre de 1998. Por los hechos, en los que participó un helicóptero de EEUU, que no disparó, han sido condenados dos oficiales colombianos. Entre los manifestantes estaba el profesor de la Universidad Northwestern Bernardine Dohrn, líder cívico en EEUU y amigo de Barack Obama.