Agencia Prensa Rural
Loading
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

La resistencia hondureña lanza un SOS al mundo
"Nos están matando. A campesinos, a profesores, a periodistas", denuncia el coordinador de la oposición. El movimiento democrático envía una carta abierta a la OEA para pedirle auxilio
Daniel Lozano / Sábado 10 de abril de 2010
 

El regreso desde el exilio de Rasel Tomé, mano derecha del ex presidente Manuel Zelaya, ha proporcionado nuevos bríos a la Resistencia de Honduras. En una durísima carta dirigida a la OEA, los opositores al golpe de Estado del 28 de junio cargan contra la nueva Administración de Porfirio Lobo y piden al secretario general Insulza "la aplicación de la Carta Democrática Interamericana", con el objetivo de "restaurar la democracia y el orden institucional en Honduras".

Cinco periodistas han sido asesinados sólo durante el mes de marzo

"Nos están matando. A campesinos, a profesores, a sindicalistas, a periodistas Y lo peor de todo es que no hay nadie procesado por los brutales crímenes, cometidos antes y ahora. Los han cubierto con un manto de impunidad y de injusticia", denunció a Público Rasel Tomé, nuevo coordinador del Frente Nacional de Resistencia Popular de Honduras .

Los demócratas denuncian la "impunidad" que reina en el país

Las demandas de la resistencia comienzan con la "depuración" del sistema de Justicia y el castigo a los militares implicados en el golpe (incluido el general Romeo Vásquez, al frente hoy de la telefonía nacional), y acaban con el regreso de Zelaya (nombrado por Chávez coordinador del comité político de PetroCaribe) de su exilio en Santo Domingo.

"Pero lo más importante es que Insulza venga con una comisión a verificar las violaciones in situ", añadió Tomé. La resistencia también demanda la desmilitarización de la sociedad y la apertura de espacios políticos, que permitan debatir sobre "la necesidad de una Asamblea Nacional Constituyente, que dicte una nueva Constitución". Violencia y protestas

Honduras vive estos días la resaca del paquetazo fiscal (la subida de los impuestos), el asesinato de cinco periodistas en marzo que convierten a este país centroamericano en el más peligroso para el ejercicio de la profesión, y el conflicto de los campesinos del Aguán, que se ha cobrado la vida de un nuevo miembro del movimiento rebelde, José Manuel Álvarez, de 35 años. "Allí están actuando paramilitares colombianos" a las órdenes de los terratenientes, insiste Tomé.

La demanda de la resistencia sucede sólo horas después de que Arturo Valenzuela insistiera en el regreso de Honduras a la OEA. "Lobo ha cumplido con todas las obligaciones a las que se comprometió", sentenció la mano derecha de Hillary Clinton para América Latina.

El golpe de Estado está pasando una descomunal factura económica al país, "derivada de los innumerables actos de pillaje y de corrupción del régimen golpista, que afecta a los sectores más pobres", describe el documento. La Resistencia de Honduras recuperó sus marchas el miércoles pasado para protestar frente al Congreso contra el paquetazo, aprobado antes de Semana Santa y cuyos efectos comienzan a medirse ahora. Una catarata de impuestos ha caído sobre todo el país en un intento de compensar unas arcas públicas esquilmadas durante los meses de mandato de Roberto Micheletti. Eso en un país donde el neoliberalismo campa a su antojo, sin importar que el 80% de sus habitantes sobreviva con salarios de miseria. En Honduras, el 5% de la población controla el 70% del PIB. Impuestos a los más pobres

Por primera vez el Gobierno se acuerda de los que más tienen la mayoría de las grandes empresas están exentas de pagar impuestos, o contribuyen con cantidades testimoniales con la imposición de un tributo llamado "aportación solidaria". Una mínima tasa directa frente a los altos impuestos indirectos que pagarán los más pobres al consumir un largo catálogo de productos.

"Las medidas fiscales las implantaron para recuperar los millones que se robaron y ahora lo más fácil es asaltar al pueblo", clamó Juan Barahona, quién lideró las protestas callejeras de la Resistencia.

Y mientras todo esto sucede, Micheletti, añorado hasta el hartazgo por sus seguidores, disfruta de un activo retiro dorado. Nombrado diputado vitalicio para blindar aún más su inmunidad, pese a la amnistía que le ha beneficiado, el golpista ha viajado por países como Colombia, disertando sobre sus mágicas recetas. Según la oposición, el ex presidente de facto "sangró" a Honduras gastando dos millones de dólares diarios durante sus siete meses al frente del país.