Agencia Prensa Rural
Loading
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

"Premio a la ACVC, paso a la reconciliación": de Roux
Jorge Iván Posada / Lunes 3 de enero de 2011
 

A propósito del Premio Nacional de Paz, entregado a la Asociación Campesina del Valle del Río Cimitarra (ACVC), este diario conversó con el padre Francisco de Roux, máxima autoridad de los jesuitas en el país y quien acompañó durante 13 años la actividad de esta corporación en el Magdalena Medio.

De Roux habló sobre la distinción a esta organización como un "paso significativo hacia una reconciliación entre los colombianos. Y pone al mismo tiempo la tarea moral por la dignidad humana con los cambios estructurales que deben hacerse para garantizar la justicia social".

¿Qué opinión tiene sobre el Premio Nacional de Paz otorgado a la ACVC?

"Es muy significativo porque esta es una organización de sociedad civil de campesinos y campesinas que han luchado con coraje y audacia por proteger la vida, la tierra y el medio ambiente desde una propuesta de desarrollo fundamentada en los derechos humanos y en la zona de reserva campesina".

¿Por qué es importante que esta organización haga presencia en un zona de conflicto?

"Es importante porque la ACVC ha conseguido autoridad frente a los grupos que están en el conflicto armado. Por eso la declaración que hizo la ACVC el día que recibió el premio, definiendo su posición por la paz e invitando al Eln y a las Farc a buscar ya una solución al conflicto, terminando la guerra y entrando en el diálogo para una salida negociada.

A diferencia de otros grupos de campesinos y de organizaciones, que incluso han recibido este premio pero que no tienen autoridad en el contexto del conflicto nacional, la ACVC sí tiene una palabra que es reconocida y respetada y seguida por víctimas y victimarios".

¿Por qué la ACVC ha sufrido la persecución y la estigmatización de los actores armados e incluso del Estado?

"Todos los líderes importantes de la ACVC recibieron orden de detención desde el 2006. Varios de ellos fueron llevados a la cárcel por orden de la Fiscalía. Allí nosotros actuamos como testigos para mostrar que se trataba de una organización civil y campesina.

Pienso que se obró así contra ellos por ser una organización de base, de hombres y mujeres pobres, dispuestos a proteger la tierra en un territorio bello y rico. Por haber promovido un pensamiento crítico, políticamente de izquierda, legítimo en una democracia y al mismo tiempo portador de una crítica valiente contra las violaciones a los derechos humanos".

¿Cómo acompañó a la ACVC en su trabajo en el Cimitarra?

"Acompañé a la ACVC durante los 13 años que estuve en el Magdalena Medio porque fue esta una de las organizaciones campesinas que encontramos nosotros en el territorio.

El Programa de Desarrollo y Paz les acompañó en proyectos de producción de alimentos, caña de azúcar, maíz, búfalos, cooperativas de víveres y siembra de cacao y en la lucha insistente de la Asociación por sacar adelante la zona de reserva campesina.

En este último propósito acompañamos a los líderes de la Asociación a un diálogo en Barrancabermeja con el expresidente de la República Álvaro Uribe Vélez".