Agencia Prensa Rural

Loading
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

El Programa de Desarrollo y Paz del Magdalena Medio rechaza amenazas
" Las asociaciones campesinas como la del Valle del Río Cimitarra, han demostrado su vocación de paz, de desarrollo campesino sostenible, logrando con su trabajo legitimidad y reconocimiento público"
PDPMM / Sábado 9 de abril de 2011
 

A continuación el pronunciamiento del Programa de Desarrollo y Paz del Magdalena Medio, frente a las amenazas contra el coordinador de la subregión Vélez y el personero del Peñón, Santander. Amenazan también al sacerdote jesuita Francisco de Roux.


A raíz de la grave amenaza realizada el día 28 de marzo contra uno de nuestros coordinadores subregioanles con sede en el municipio de Landázurí, contra el personero del municipio del peñón (Santander) y de las absurdas afirmaciones contra el padre Francisco de Roux, el programa Desarrollo y Paz del Magdalena Medio, expresa a las comunidades de la región, a las entidades y autoridades públicas, a la comunidad internacional y a todas las entidades que no has apoyado en nuestro trabajo, lo siguiente:

Somos un programa que ha surgido como respuesta de las comunidades de la región a las diversas formas de violencia y exclusión. Trabajamos por construir una cultura de paz e impulsar proyectos de desarrollo, en los cuales de manera asociada, los campesinos, en fincas campesinas, siembran cacao, bananito, palma, frutales y también pescadores construyen la defensa del río y los ecosistemas, en 31 municipios de la región.

Actuamos para que los conflictos de la región sean transformados mediante el diálogo y la argumentación civilizada en la búsqueda activa del bien común. Esto se ha expresado entre otras iniciativas, en escuelas básicas integrales, espacios humanitarios y en la construcción territorial de paz. Contribuimos a fortalecer a las entidades públicas y privadas en la realización de los derechos humanos y la búsqueda del desarrollo y la paz. Nuestro trabajo es apoyado por el Estado colombiano a través de acuerdos de cooperación con municipios, gobernaciones, entidades nacionales y cooperación internacional, pero sobre todo por las comunidades que constituyen el sujeto de este proceso.

Cada peso recibido, es monitoreado de manera permanente por auditores especializados internacionales, por entidades de control del Estado y por la propia comunidad.

Por estas razones, resultan incomprensibles las amenazas realizadas y la extorsión que igualmente rechazamos. Estos actos se basan en afirmaciones absurdas, alejadas totalmente, de la realidad. Las asociaciones campesinas como la del valle del río Cimitarra, han demostrado su vocación de paz, de desarrollo campesino sostenible, logrando con su trabajo legitimidad y reconocimiento público.

En tal sentido, y ante la gravedad de lo dicho, solicitamos a las autoridades competentes, la protección de nuestro coordinador y del personero del Peñón así como de los líderes y las comunidades de Cimitarra, Landazurí, Bolívar y el Peñón. De igual manera solicitamos respetuosamente a las entidades estatales investigar quienes fueron los responsables de este acto de intimidación y extorsión. Nuestra opción es crear las condiciones para una paz estable en la región con justicia y equidad. Estos actos no harán cambiar la decisión y opción de continuar trabajando y contribuyendo a la construcción de una región libre, democrática y que garantice la vida humana con dignidad. Queremos una región en la que todas y todos seamos respetados y la violencia no reemplace el diálogo ni las propuestas de desarrollo que surgen de las comunidades.

Libardo Valderrama Centeno

Director

Programa Desarrollo y Paz del Magdalena Medio

Barrancabermeja, Marzo 31 de 2011