Agencia Prensa Rural
Loading
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Resolución de la conferencia nacional de las tribus libias
Trípoli, Mayo
Conferencia Nacional de las Tribus Libias / Lunes 20 de junio de 2011
 

1. Libia es un país independiente y los extranjeros, no tienen legitimidad para intervenir, y sólo los libios tienen derecho a elegir libremente su sistema político, económico y social.

2. La unidad de Libia y su independencia está por encima de todos y que no está sujeto a discusión o compromiso.

3. Muhammar Gaddafi es un líder histórico y un símbolo de la revolución libia y el constructor de Al-Libia, no hay forma de abandonar o dejar de él. El país y sus instituciones y departamentos son propiedad de los libios y tienen la libertad de su gestión.

4. Decidimos hacer una declaración de tolerancia para los que depongan las armas y comenzar la formación de comités para contar los mártires, los heridos y las personas desaparecidas, y estimar los daños causados ​​por los acontecimientos y decidir un mecanismo para compensar todas las pérdidas humanas y materiales y la formación de un comité para investigar las causas de la crisis y determinar los responsables del estallido de la violencia.

5. Condenamos la acción de la injerencia extranjera en los asuntos internos y los que facilitó la agresión, y consideramos que es una traición a la patria.

6. Hacemos un llamado a las tribus a abandonar a los traidores y no los apoyan y no ayudan de ninguna manera y se niegan a comunicar o negociar con ellos.

7. La nulidad de todos los acuerdos presentados por los colaboradores y traidores a cualquier país extranjero.

8. Vamos a trabajar en la obtención de una ley de amnistía general que habría amnistía para aquellos que participan en los eventos y se alzó en armas para iniciar una nueva era de tolerancia.

9. La riqueza nacional y los recursos esenciales para los libios, tales como petróleo, gas y agua y los fondos congelados se deben mantener.

10. La negociación se debe comenzar a emitir una constitución y determinar los términos de referencia que protegen los derechos de las personas y salvaguardar las libertades fundamentales, y para asignar un comité de expertos y especialistas para desarrollar un proyecto para la discusión y referéndum. Los proyectos nacionales como el río Great Man-Made, los puertos, los aeropuertos y las fábricas deben ser protegidos. Por otra parte, el despilfarro de la riqueza y la infraestructura se considera un delito de traición a la patria y deben estar bajo la protección de las tropas libias.

En el plano externo:

Primero: Para responder a la llamada para la paz y la aceptación de las iniciativas de los acuerdos regionales e internacionales de acuerdo con un proceso para asegurar la cesación de la agresión.

Segundo: El rechazo de las resoluciones 1970 y 1973 emitidas por el Consejo de Seguridad de la ONU.

Tercera: Para negociar con los países occidentales tras el cese de la agresión para volver a organizar las relaciones occidentales-Libia sobre nuevas bases que permitan alcanzar el interés mutuo, y llevar a la paz, la estabilidad y el respeto de la independencia de Libia.

Cuarto: Llame a la no-miembros permanentes del Consejo y los países que se abstuvieron en la votación de las resoluciones, a hacer esfuerzos para cancelar esas dos resoluciones y revisarlos.

Quinto: El recurso a las tribus árabes y los árabes, especialmente en los países que apoyan la agresión contra Libia: a rebelarse contra sus gobernantes que le proporcionaron una cobertura para la agresión contra el pueblo libio.

Sexta: La retención del pueblo libio en el enjuiciamiento de los países, organizaciones y organismos, personas e instituciones que han practicado o facilitado la agresión o la alentó.

Séptimo: Se insta a la Unión Africana a desempeñar un papel y detener la agresión.