Agencia Prensa Rural
Loading
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Comunicado de prensa No. 3
La semilla heredada de la dignidad
El pueblo colombiano se organiza y actúa de manera unificada, exige la renuncia de Álvaro Uribe Vélez porque representa las políticas a las que los pueblos latinoamericanos han sido sentenciados.
 

La Movilización Nacional Agraria y Popular es la expresión de las ideas gestadas desde la historia de lucha de nuestros pueblos. Lucha por la tierra, por el agua, desde donde transcurre la memoria de la vida. La movilización agraria y popular en Colombia es la semilla heredada de la dignidad que ha luchado contra la opresión, contra la venta de la soberanía, contra los intereses privados que entregan el país al dominio del capital.

Las voces del poder enmascaran la realidad y la presentan de acuerdo a sus conveniencias, inventan escenarios y actores desfigurados bajo la mirada que sólo ve la concentración de la riqueza, como derecho legítimo y objetivo final de su existencia. Los medios de comunicación del capital destrozan las realidades de los pueblos, de la misma manera como la explotación destroza la vida para acumular la riqueza en manos de los poderosos. Así como la explotación destroza la vida, los medios de comunicación del capital buscan destrozar la palabra de los pueblos. La lucha por recobrar el sentido de las palabras es también una lucha contra el capital. La movilización agraria y popular, al tiempo que es un grito contra la expropiación, es una lucha por la palabra que da vida a las culturas de nuestros pueblos.

Reprimir el pensamiento, el andar de nuestros pueblos, es la tarea de un Estado que tan sólo ve en el pueblo unos seres condenados al desarraigo. El capital no puede profundizar la concentración de la riqueza sin producir la violencia para el despojo de los pueblos. La Movilización Agraria y Popular de Octubre de 2007 es también una movilización contra esta violencia.

Una vez más el capital ejerce su arbitraria y desproporcionada fuerza en contra de la expresión del pueblo que se movilizó en diferentes regiones del país a gritarle a Uribe ¡que renuncie¡; que aunque la mordaza del terrorismo de estado calla hasta a los más altos jueces de la república, no logrará acallar el grito bravío y claro de un pueblo forjado en la fragua de la lucha. El pueblo colombiano se organiza y actúa de manera unificada, exige la renuncia de Álvaro Uribe Vèlez porque representa las políticas a las que los pueblos latinoamericanos han sido sentenciados.

A partir del 10 de octubre, organizaciones campesinas, indígenas, de comunidades afrocolombianas, estudiantes, maestros, viviendistas y demás sectores populares realizamos las siguientes acciones:

Troncal del Caribe:

En Cienaga Magdalena, fue bloqueado por 3000 docentes del departamento el punto La "Y" por 3000 personas, entre educadores, estudiantes y padres de familia.

Magdalena Medio:

En Barrancabermeja, a pesar del terrorismo paraestatal, reflejado en las detenciones arbitrarias, campesinos de varias partes de la región se concentraron en esta ciudad como parte de la Movilización Nacional Agraria y Popular.

Departamento de Cundinamarca:

En el municipio de Silvania, 15 familias campesinas ocupan de manera pacifica una finca, ubicada en la vereda La Victoria, como un acto de recuperación de la tierra que ha sido expoliada.

Departamento del Tolima:

En la noche del 9 de octubre, se realizó en Ibagué un Consejo Comunitario donde se determinó el ingreso de los campesinos a la ciudad. Sin embargo el 10 de octubre en la mañana nos encontramos con varios acontecimientos:

En todo el departamento, las carreteras amanecieron con tachuelas y grapas impidiendo el paso de los vehículos; en el municipio de Planadas las comunidades no han podido sumarse a la movilización, debido al bloqueo y la militarización permanente ejercidos por el ejército. A pesar de estas medidas, el número de manifestantes en Ibagué supera los 20.000.

Departamento del Huila:

En estos momentos se movilizan más de ochocientos campesinos que se dirigen desde Palermo hacia el parque central de Neiva, donde permanecerán hasta el 12 de octubre.

Departamento del Valle:

En la ciudad de Cali se concentraron 1000 personas en la sede del Sena, en la cual participaron aproximadamente mil personas que movilizaron hasta el Centro Administrativo Municipal (CAM). 500 indígenas provenientes de diferentes lugares del departamento se sumaron a la movilización y se concentraron en la Plazoleta de San Francisco. A esta gran movilización se sumaron 1000 estudiantes de varias universidades de la ciudad. El recorrido de la marcha estuvo animado por un acto simbólico que consistió en bajar los carteles, pendones y pasacalles de la elite que aspira a cargos gubernamentales municipales y departamentales. La voz de los manifestantes se hizo escuchar con consignas que decían no a la privatización de la educación, salud, agua y la exigencia de la salida negociada al conflicto social y armado que vive el país.

El casco urbano del puerto de Buenaventura es en este momento escenario de una gran concentración de mas de 1000 indígenas y afrodescendientes del litoral. En el municipio de Palmira, los estudiantes protagonizaron una serie de bloqueos escalonados en la vía que conduce de Palmira a Candelaria. La coordinadora Campesina del departamento del Valle del Cauca desarrolló una ocupación pacífica a la sede del Incoder, exigiendo una reforma agraria democrática e integral y la derogatoria de la Ley 1152 de Julio de 2007 llamada "Estatuto de Desarrollo Rural".

En horas de la tarde todas las marchas en la ciudad de Cali confluyeron en el CAM donde permanecen concentrados todos los sectores que se han movilizado y donde permanecerán durante las siguientes horas.

Departamento del Cauca

En el municipios de Santander de Quilichao se dieron dos lugares de concentración uno entre la vereda El Rosal el Pital conformada por indígenas provenientes de los municipios de Jambaló, Toribio y Caldono al norte del Departamento; el otro punto es a la altura del corregimiento de Mondomo donde se concentran los campesinos provenientes de Corinto, Miranda y Caloto. Se concentraron más de 3000 campesinos que bloquearon la vía Panamericana por varias horas. En la región Sur las comunidades campesinas de El Patia, Argelia y la Vega marchan por la vía Panamericana hacia la capital del departamento. En Popayán, viviendistas, estudiantes, y educadores participan de esta gran movilización nacional.

Departamento del Putumayo:

Más de 3000 campesinos de diferentes organizaciones a través de diferentes acciones se movilizan en este momento bajo el grito ¡Que renuncie Uribe!, mostrando también su inconformidad frente a la erradicación forzada de los cultivos de uso ilícito. Las mujeres y niños de Puerto Colombia, que en este momento enfrentan la militarización permanente del municipio realizaran un éxodo hacia la frontera con el Ecuador.

Departamento de Nariño:

Más de 6000 campesinos se están movilizando en este momento hacia la frontera con el Ecuador, en las zonas de los ríos Nule, Mira y Mataje, al igual que las comunidades del litoral que suman más de 2000 campesinos y se encuentran en este momento en la Guayacana y en el Palmar. La comunidad estudiantil de la Universidad de Nariño se sumó a la movilización contra las políticas de este régimen, exigiendo que cese su aplicación y que renuncie el promotor y máximo exponente de las mismas, el ilegal e ilegitimo gobierno de Álvaro Uribe Vélez.

En este escenario donde el pueblo se atreve a enfrentar la popularidad mediática de un dictador, obviamente los medios son los primeros en salir en su defensa, presentando esta movilización como casualidad dispersa motivada por inconformidades pequeñas; son estos grandes medios de comunicación paladines de la censura de la libertad de prensa, expertos en amordazar la palabra de los pueblos, los que desinforman y ocultan a la opinión nacional e internacional la verdad de lo que ocurre.

El pueblo colombiano conmemora el 12 de octubre como la fecha en la que empezó el Desangramiento de América y en esta misma fecha se inicia la campaña popular para exigir a Álvaro Uribe Vélez que renuncie a la presidencia de la República de Colombia, campaña en la que todo demócrata y todos los pueblos del mundo y sus organizaciones deben participar activamente.

Comisión Política Nacional de la Coordinación Nacional de Organizaciones Agrarias y Populares de Colombia