Agencia Prensa Rural
Loading
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Protestas indígenas y campesinas dejan 15 heridos en Colombia
Los manifestantes se oponen al llamado Estatuto Rural y a la reducción de las transferencias del gobierno central a las regiones, así como repudian el TLC con Estados Unidos y denuncian que las políticas estatales buscan aniquilar la economía campesina e indígena.
teleSUR / Miércoles 10 de octubre de 2007
 
JPEG - 32.2 KB
En el Cauca, la Policía Nacional colombiana dispersó violentamente a los manifestantes.

El inicio, este miércoles de una movilización nacional en protesta por las normas antipopulares aprobadas por el Congreso en distintos ámbitos de la economía, que las organizaciones campesinas y populares rechazan, se saldó con al menos 15 heridos, según medios locales.

En el departamento del Cauca, unos tres mil campesinos e indígenas que marcharon desde distintos centros urbanos se apostaron en la Vía Panamericana, donde fueron dispersados violentamente por la Policía, que informó posteriormente que los manifestantes habían incendiado varios vehículos sobre la carretera

Según el reporte de la Policía Nacional del Cauca, ocho civiles y siete policías resultaron heridos.

Los organizadores de la protesta convocaron marchas en las capitales de los 32 departamentos del país, que en el caso de Bogotá incluyó tres rutas que convergieron en la Plaza de Bolívar.

Los manifestantes se oponen al llamado Estatuto Rural y a la reducción de las transferencias del gobierno central a las regiones, así como repudian el Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos y denuncian que las políticas estatales buscan aniquilar la economía campesina e indígena.

Igualmente, rechazan la liquidación del estatal Instituto del Seguro Social (ISS), a cargo de la seguridad social de millones de trabajadores, que será asumida por unas cajas de subsidio familiar que se financian con aportaciones empresariales.

También denuncian el asesinato impune de líderes del campesinado y la persecución a otros por parte de la fuerza pública y de grupos paramilitares.

En Ibagué, en el departamento del Tolima, otros tres mil campesinos se concentraron en el parque Manuel Murillo Toro y anunciaron que permanecerán allí por tres días, a la espera de nuevos labriegos que llegarán procedentes de los 47 municipios de esa región central colombiana.

Los campesinos denunciaron ante la Personería de Ibagué que la fuerza pública ha impedido la movilización de los manifestantes que se dirigen hacia la capital del Tolima.

Entre tanto, en el Huila, 1.200 campesinos no pudieron ingresar al casco urbano de Neiva, la capital, en donde estaban previstas varias manifestaciones.

El ejército impidió el avance de los marchantes que se dirigían desde Santa María hacia la capital del Huila por lo que permanecen apostados en la vía.