Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Graves agresiones contra integrantes del MOVICE en el Magdalena Medio
 

Del movimiento hacemos parte mujeres y hombres, comunidades de diverso origen étnico, cultural y generacional, organizaciones sociales, sindicales y políticas que hemos vivido el impacto de la violencia generada por el estado colombiano, a través de violaciones masivas y sistemáticas de nuestros derechos individuales y colectivos, políticos, económicos, sociales, culturales.

Temas relacionados

Desde el 19 de febrero, varias integrantes del Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado (MOVICE) en el Magdalena Medio han sufrido una serie de graves agresiones: un secuestro y agresiones físicas durante dos días; una amenaza a manos de hombres armados; un incidente de persecución en moto; múltiples llamadas amenazantes y una amenaza escrita que fue dejada con una bala.

Lo anterior ocurre en un contexto de repetidas amenazas contra defensoras y defensores de derechos humanos y un aumento en las ya sistemáticas violaciones de los derechos humanos durante el año en curso. El MOVICE denuncia estos incidentes y llama a las autoridades nacionales y regionales a garantizar la seguridad de todos los y las pobladores de Barrancabermeja, así como a exigir sanción a los responsables.

Hechos

1) El 19 de febrero de 2013 Yeidy Rojas, miembro de la junta directiva de la Asociación Regional de Víctimas del Magdalena Medio (Asorvimm), fue detenida en zona rural de Santa Rosa, sur de Bolívar, mientras viajaba a realizar una actividad de la Asociación. Las personas que la detuvieron la maltrataron y la doparon; decían que buscaban a Lilia Peña, presidenta de Asorvimm y líder del MOVICE. La señora Rojas fue encontrada drogada y traumatizada en una vía del municipio de San Gil, Santander, el 21 de febrero.

2) El 22 de febrero dos hombres armados entraron en la vivienda de la señora Bernardina Bermúdez. Estos la encañonaron con una pistola y le mostraron una foto de Lilia Peña; Melkin Castrillón (hijo de Lilia e integrante de Asorvimm y la ACVC), Claudia Bermúdez (nuera de Lilia y hermana de Bernadina), Erika Castrillón (hija de Lilia e integrante de Asorvimm). Los hombres armados dijeron que estas personas tenían 24 horas para salir de Barrancabermeja.

3) El 23 de febrero la señora Bernardina recibió una llamada en que le dijeron que tenía los "minutos contados para que se vallan". Al momento de salir con su familia en un taxi, son perseguidos en una moto de alto cilindraje por los hombres que la habían amenazado.

4) El día 23 de febrero, Luz Elsia Almanza Suárez, coordinadora regional de Asfaddes e integrante del MOVICE capítulo Magdalena Medio, encontró en su residencia un sobre de manila con una bala y un panfleto en donde se le advertía que tenía 12 horas para abandonar la ciudad. La amenaza dice: “usted cree que porque tiene un chalequito y dos ratas de escoltas la van a estar cuidando las 24 horas, sapa por estar defendiendo ladrones, marihuaneros, guerrilleros déjenos hacer la limpieza social y no se meta en lo que no le importa, mejor dedíquese a cuidar a su familia antes de que ellos la estén llorando". La firma el Comité Central Comando Antirrestitución.

5) El día 25 de febrero, Bernardina Bermúdez y Melkin Castrillón recibieron mensajes de voz en que un hombre advertía que los matarían a éstos y a Lilia Peña por no salir de Barrancabermeja y por denunciar.

Estos hechos han llevado a Luz Elsia Almanza a desplazarse de Barrancabermeja, y ha obligado a Lilia Peña, Melkin Castrillón y Claudia Bermúdez, Bernardina Bermúdez y Erika Castrillón a un desplazamiento intraurbano con sus familias, sin ningún tipo de apoyo institucional. Lilia Peña tiene programada una delicada cirugía el 1 de marzo, sin que pueda volver a su casa en Barrancabermeja para la larga recuperación que necesitará, debido a su alto nivel de riesgo. Además, el 25 y 26 de febrero Asorvimm se acercó a la Fiscalía para denunciar las amenazas del 25 de este mes, y no logró que la Fiscalía recibiera su denuncia ninguno de los dos días.

Antecedentes:

El día 12 de Febrero de 2013 fueron amenazadas, vía correo electrónico, cuatro defensoras de los derechos humanos integrantes del Espacio de Trabajadores y Trabajadoras de Derechos Humanos de Barrancabermeja: Jackeline Rojas Castañeda, Doris Flórez, Carolina Rubio (integrante del capítulo Santander del MOVICE) y Ana Teresa Rueda.

El día 11 de Febrero de 2013 fueron amenazadas dos miembros de la Organización Femenina Popular, Yolanda Becerra y Gloria Amparo Suárez.

El día 21 de febrero de 2013 atentaron contra la vida de Nancy Julieth Tarriba, miembro de la comunidad LGTBI y la Organización Gente en Acción; posteriormente le dieron 24 horas para que abandonara la ciudad.

Según el Observatorio de Paz Integral del Magdalena Medio, en lo que va corrido del 2013 en el Magdalena Medio se han presentado cinco asesinatos, ocho ejecuciones extrajudiciales, dos personas desparecidas, 30 amenazas individuales y cinco colectivas y un desplazamiento masivo.

Asorvimm, el capítulo Magdalena Medio del MOVICE y otras organizaciones sociales y de derechos humanos de Barrancabermeja han sufrido sistemáticas y repetidas amenazas y agresiones, sin que las autoridades estatales respondan de manera satisfactoria. Mientras tanto, David Ravelo, integrante del capítulo Magdalena Medio del MOVICE y líder de Credhos, acaba de recibir una sentencia de 18 años de cárcel por un montaje judicial, en un proceso judicial plagado de irregularidades.

Exigimos:

Al gobierno nacional: garantizar la vida e integridad de las personas amenazadas.

Al Alcalde Elkin David Bueno Altahona y su Secretario de Gobierno Juan de Dios Castilla, como autoridad política: neutralizar el accionar paramilitar que afecta a la población civil en la ciudad.

A la Policía Nacional: perseguir a los grupos paramilitares en Barrancabermeja y tomar acciones concretas orientadas a garantizar la seguridad de las personas amenazadas.

A la Unidad Nacional de Protección: que se brinden medidas de protección efectivas de manera inmediata a los y las defensoras de derechos humanos amenazadas en Magdalena Medio y a sus familias; que brinde medidas colectivas de protección a Asorvimm y el MOVICE Capítulo Magdalena Medio.

A la Fiscalía General de la Nación: Recibir las denuncias de estos hechos de manera oportuna; sancionar penalmente a los responsables de estas agresiones.

A la Procuraduría General de la Nación: que ejerzan su vigilancia y control sobre el alcalde de Barrancabermeja y le exijan pronunciarse y tomar medidas frente a estas agresiones.