Corporación Acción Humanitaria por la Convivencia y la Paz del Nordeste Antioqueño
:: Antioquia, Colombia ::
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Se cumplió la acción humanitaria en Crucito, Tierralta, Córdoba
 

El 26 y 27 de abril, en el corregimiento Crucito del Municipio de Tierralta Córdoba, nos encontramos cerca de 1000 personas en esta histórica primera acción humanitaria “por el derecho a la vida, la dignidad, la tenencia de la tierra y la permanencia en el territorio”, contamos con la participación de delegaciones de 50 veredas pertenecientes a este municipio, además de delegaciones de organizaciones sociales, colectivos de trabajo y medios de comunicación alternativa de Medellín, Barrancabermeja y Bogotá.

Durante estos dos días participamos y debatimos en comunidad sobre nuestra historia y actualidad, reunidos alrededor de temas como los derechos humanos, la defensa del territorio y el medio ambiente y el fortalecimiento de la organización campesina. Logrando sobreponer esta actividad a las medidas de persecución y hostigamiento del ejército nacional que desde días antes hicieron presencia en el corregimiento, intentando obstaculizar la acción humanitaria y violando el derecho internacional humanitario mediante la toma de fotografías, señalamientos a los líderes, planeando para esta misma fecha una brigada cívico militar y la constante presencia armada en el caserío; situación que fue contrarrestada mediante alertas tempranas y denuncia permanente a organismos de carácter gubernamental y no gubernamental, exigiendo garantías para los participantes

Otro de los logros importantes de esta primera acción humanitaria, es el fortalecimiento de las comunidades del Alto Sinú, en especial de la Asociación Campesina para el Desarrollo del Alto Sinú –ASODECAS-, situación que evidenciamos en la importante convocatoria que permitió una amplia y visible participación de la comunidad en todas las actividades planeadas como las plenarias, talleres, el foro de intercambio de saberes, la rueda de prensa, las actividades lúdico pedagógicas y las diferentes expresiones culturales, lo que permite que esta Acción humanitaria perdure como un canto a la vida y a la esperanza en la región.

Con la alegría de haber compartido junto a campesinos y campesinas, hombres, mujeres, niños, niñas y jóvenes emprendemos nuevos retos para el fortalecimiento de nuestra comunidad, estos retos se encaminan a:

- Fortalecer nuestros procesos organizativos de base, mediante diferentes procesos de formación que nos permitan empoderarnos de nuestra identidad como campesinos y campesinas, para la defensa de los derechos humanos, nuestra tierra y para permanecer en nuestros territorios en condiciones de dignidad humana.

- Generar procesos de investigación que permitan la recolección de información, sistematización y generación de documentos, a través de los cuales podamos reconstruir nuestra historia, identificando el pasado de nuestra comunidad, para reconstruir el presente y proyectar el futuro. Además que permita una mejor comprensión de las problemáticas actuales y fortalezca los espacios colectivos para la discusión y dimensión de la acción política desde ASODECAS y demás organizaciones de base.

- Continuar con la tarea que viene desarrollando ASODECAS y las juntas de acción comunal que permita fortalecer cada vez más el vínculo con la comunidad de nuestra región, para la defensa y respeto de los derechos humanos, de la tierra, nuestro territorio y la permanencia en él.

- Continuar fortaleciendo las redes de hermanamiento entre las organizaciones campesinas sociales y populares que desde diferentes regiones del país, se han comprometido y solidarizado con las luchas en la defensa y protección de la vida en nuestro territorio.

Agradecemos la participación de todas las juntas de acción comunal del Alto Sinú, de todas las organizaciones que apoyaron este proceso, de los medios de comunicación que difundieron el evento y los invitamos a apoyar y dar continuidad a la resistencia y las luchas campesinas.