Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Procurador Ordoñez cocina golpe de Estado contra Gustavo Petro
En complicidad con las mafias del contratismo y paramilitares, el Procurador Ordoñez cocina un golpe de Estado al Alcalde Gustavo Petro, para impedir que este avance en su programa progresista contra la exclusión social y en defensa del medio ambiente.
Horacio Duque Giraldo / Sábado 4 de mayo de 2013
 

Desde que se posesionó como Alcalde de Bogotá, el doctor Gustavo Petro, en nombre de una fuerza política Progresistas, los grupos de ultraderecha y las mafias del contratismo y despojo de los dineros públicos, no le han dado un solo día de tregua. De mañana y tarde han orquestado un sabotaje sistemático para impedir que avance en su obra de gobierno que tiene como objetivo central eliminar la exclusión social y proteger la naturaleza.

El grave "delito" del burgomaestre, su peor error, fue destapar el robo mil millonario contra la ciudad, de mafias criminales en complicidad con diversos agentes políticos (ex alcaldes, concejales, secretarios de salud y gerentes del IDU).

Adicionalmente, lo inadmisible era su programa de gobierno y los proyectos para proteger el patrimonio público, mediante la recuperación de los bienes privatizados con formas disfrazadas de contratación.

Los potentes conglomerados que manipulaban el servicio de aseo montaron en santa ira tras la decisión de las autoridades de rescatar esta función del Estado para adelantar un nuevo esquema amigable con el medio ambiente.

Los señores William Vélez, Ríos y otros desataron una verdadera cacería mediática y jurídica contra Petro, para destruirlo con mentiras y acciones infames en los estrados judiciales y disciplinarios, donde han encontrado eco.

Grandes cadenas radiales no han dejado pasar día en su campaña difamatoria y de mentiras para desorientar a la opinión pública respecto de la gestión del gobierno progresista.

Lo que interesa resaltar es que en estos momentos el procurador Ordóñez, cocina un golpe de Estado contra la principal autoridad de la capital y su institucionalidad democrática.

Ordóñez es un regresivo personaje atravesado en todos los campos de la sociedad colombiana para impedir que ella supere los problemas más agudos, causa de la crisis que nos afecta.

Muchos sectores, millones de personas, están expresando su inconformidad y rabia contra este arbitrario y autoritario proceder de los dueños del poder disciplinario.

Ya se han realizado manifestaciones de repudio y para el próximo 15 de mayo se adelantará un evento popular constituyente en la Plaza Mayor de la ciudad, donde se encontraran miles de personas, para manifestar su apoyo y defensa del Alcalde Gustavo Petro, símbolo de la democracia, la paz y la participación progresista.

Además de dicha concentración, otros sectores planifican más acciones de inconformidad contra estas mafias criminales y retardatarias que quieren precipitar en la debacle a casi 10 millones de ciudadanos que habitan en el Distrito, pues pretenden hacer ingobernable el Estado.