Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Huelga de hambre no termina, Inpec deja morir a sus presos
 

Organización no gubernamental de derechos humanos. Fue creada por iniciativa de varias organizaciones sociales y de personas preocupadas por la vigencia de los derechos de los detenidos por motivos políticos. Realiza labores de promoción y de educación en derechos humanos en varias regiones del país.

Temas relacionados

30 días en huelga de hambre cumplen hoy presos del patio No. 8 de la Penitenciaria de Palo Gordo, Girón (Santander), sin que la administración del Penal, la dirección del Inpec, ni el Gobierno Nacional tomen una definición real a su situación y les dé lo que por derecho y ley son benefactores.

El día de ayer los huelguistas hicieron llegar el siguiente documento:

“Dada la perdida gradual de la capacidad motora y cognitiva y el deterioro de salud que padecemos los ocho internos declarados desde hace 29 días en huelga de hambre en la Penitenciaria de Palo Gordo en Girón (Santander), denunciamos a través de los medios existentes que acusamos inminente pérdida de nuestras vidas, como consecuencia de la inercia administrativa y gubernamental para garantizar el respeto de los derechos constitucionales de la población reclusa”.

Por la situación, porque estamos seguros de que los presos tienen derecho y que no hay diferencia alguna entre los beneficiarios de medidas cautelares y los que no lo son, pues simplemente todos han venido solicitando al Inpec el trato de mediana seguridad del que son merecedores según lo consagrado en la ley y que la penitenciaría no cuenta con medios y mecanismos posibles para brindarle a los presos la posibilidad de gozar del tratamiento de mediana, solicitamos solución inmediata.

Es responsabilidad indelegable del Inpec y del Gobierno Nacional la resolución de esta situación y, de darse un desenlace luctuoso, deberá responder ante instancias internacionales el porqué mueren prisioneros bajo la tutela del Inpec reclamando únicamente sus derechos legalmente reconocidos en la Ley 65/93.