Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

En Bogotá se llevó a cabo evento de lanzamiento del documental "Hijos del Catatumbo"
Agencia Prensa Rural / Martes 16 de julio de 2013
 

Son las 3:00 de la tarde, tímidamente comienzan a acercarse algunos invitados a las vallas que restringen el acceso al Capitolio Nacional en la Plaza de Bolívar, pleno centro capitalino.

Tras las requisas de los bolsos, el escaneo de los mismos y el anotar nuestros nombres y cédulas en la lista de ingreso, por fin se tiene acceso al edificio del Congreso de la República. Un lugar que debería estar abierto a la entrada y el escrutinio del público al que deben rendir cuentas nuestros senadores y representantes, se muestra imponente y hasta intimidatorio ante muchos que ingresan por primera vez a conocer sus instalaciones lujosas pero dejadas a merced del excremento de las palomas en la parte exterior.

La instalación en un ostentoso auditorio con grandes sillones y un extenso mural que abarca todo el techo y que hace un homenaje a los inicios de nuestra constitución (la primera de ellas en cabeza del libertador Simón Bolívar) contrasta con la humildad de los asistentes y ponentes en el evento de lanzamiento del documental Los Hijos del Catatumbo. Estudiantes, trabajadores, campesinos, representantes de la comunidad internacional, hombres y mujeres que se congregaron en este espacio convocado por la Asociación Campesina del Catatumbo, Cine Latina y la Agencia Prensa Rural. Tienen sin embargo algo en común con los rostros plasmados en el techo: todos, independientemente de su color, de sus creencias y de sus orígenes, hacen parte de una raza trabajadora que con berraquera está cambiando la historia de este país en busca de oportunidades dignas para quienes por años han padecido el abandono social del estado y en cambio sí las consecuencias de su brazo armado.

Se presenta un saludo y un informe desde la Comisión de Acompañamiento Internacional, una brigada canadiense que estuvo en la región y que pudo constatar entre otros atropellos, el exceso en el uso de la fuerza por parte de las fuerzas armadas a quienes responsabilizan de las muertes y los heridos que dejan hasta ahora los enfrentamientos con los manifestantes. Además hacen evidente la sistemática táctica desinformativa de los medios de comunicación que tergiversar la información y desvían la atención hacia temas menos relevantes. Apoyan las exigencias del campesinado y continuarán con el acompañamiento internacional y sus denuncias en contra de la violación de derechos humanos.

El Movimiento Político y Social Marcha Patriótica expresa también sus saludos y el apoyo incondicional hacia las exigencias de los campesinos del Catatumbo, esperando que pueda declararse en un fecha cercana la Zona de Reserva Campesina en esta región.

Un representante de la Asociación Nacional de Zonas de Reserva Campesina, ANZORC, presenta de igual manera sus saludos y pone en contexto la situación que atraviesan miles de campesinos en todo el país en las zonas de reserva ya constituidas y los proyectos que hay para declarar dichas zonas en otras regiones. La estigmatización hacia los líderes del movimiento ha puesto en peligro sus vidas, pero continúan orgullosos defendiendo la vida y el territorio. Invita por último a la unidad con las comunidades indígenas y afrodescendientes ya que sólo así se lograrán los objetivos comunes y la solución de las problemáticas que aquejan a los explotados en este país.

Finalmente, con un auditorio lleno a rebosar, expectante por conocer de cerca la situación que atraviesa el Catatumbo y que los medios hegemónicos se esfuerzan por ocultar, Olga Quintero, representante de ASCAMCAT, hace un recorrido histórico relatando las luchas que el campesinado de la región ha enfrentado durante décadas. Luchas que no se limitan a los acontecimientos recientes, sino que tienen sus orígenes en los años 30 y posteriormente en los 90 con la incursión del paramilitarismo y los subsecuentes amenazas, asesinatos y desapariciones que dejaron en la región.

Con el documental se pretende hacer memoria histórica y contextualizar a las nuevas generaciones sobre su pasado de lucha; pretenden además difundir en la sociedad colombiana las razones de sus exigencias y lograr hacer conciencia sobre la importancia de la constitución de una zona de reserva campesina para que "nuestros hijos puedan ensuciarse de tierra, trabajando en la tierra que nos vio nacer", según expresó Olga Quintero.

Finalmente el evento debió ser suspendido finalizando la tarde, pues por razones técnicas, ajenas a la voluntad de los organizadores, no pudo ser presentado el documental. Se espera que en una nueva oportunidad se logre hacer el pertinente lanzamiento.