Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

FARC reclama incorporación de Simón Trinidad en diálogos de paz
"Se hace necesaria su presencia física" pues "la modalidad virtual rompería el compromiso de confidencialidad de la mesa", considera las FARC en alusión al plan de espionaje mundial elaborado por el Gobierno de Estados Unidos.
TeleSUR / Sábado 3 de agosto de 2013
 

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) reiteraron este sábado desde La Habana, Cuba, su reclamo para que el líder guerrillero Simón Trinidad se incorpore a la mesa de negociaciones de paz que el grupo insurgente sostiene con el Gobierno colombiano, para poner fin al conflicto armado que vive el país suramericano desde hace cinco décadas.

Previo a la jornada de diálogo de este sábado, el miembro de la delegación insurgente Marco León Calarcá reiteró el pedido sobre Trinidad, quien recibió una condena de 60 años de prisión en Estados Unidos, a donde fue extraditado en 2004, por su supuesta participación en el secuestro de tres estadounidenses.

Las FARC han sostenido que Trinidad no participó en la operación militar relacionada con los tres ciudadanos estadounidenses ni pertenecía al Secretariado ni al Estado Mayor Central de los rebeldes.

El grupo insurgente también precisa que quienes querían juzgar a Trinidad inventaron su pertenencia a esa cúpula para poder hacerlo responsable de la operación por la que finalmente fue condenado.

"Se hace necesaria su presencia física" pues "la modalidad virtual rompería el compromiso de confidencialidad de la mesa", explicó León Calarcá en declaraciones a la prensa desde La Habana.

Con esta declaración el integrante de las FARC aludió al escándalo destapado por el ex técnico de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por su sigla en inglés), Edward Snowden, perseguido por Estados Unidos por revelar la existencia de una red de ciberespionaje.

La presencia de Simón Trinidad en la mesa de conversaciones que se lleva a cabo en la isla caribeña desde noviembre de 2012, ha sido rechazada por el Gobierno de Washington, que ha dicho que el guerrillero seguirá en prisión.

La cúpula de las FARC designó a Trinidad como uno de los negociadores en el proceso de paz y desde el inicio de las conversaciones han insistido en su presencia en La Habana, pero el Gobierno de Colombia se ha negado a su participación.