Asociación Campesina del Catatumbo
:: Norte de Santander, Colombia ::
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Expresidente Samper habla de inversión para que la zona se convierta en un modelo político de paz
’Respuesta de Estado debe ser fuerte en materia social en Catatumbo’: Ernesto Samper
El expresidente Samper integra una comisión del Gobierno para solucionar crisis del Catatumbo
El Tiempo / Domingo 4 de agosto de 2013
 

Temas como la creación de una zona de reserva campesina en el Catatumbo y la “sustitución social” de cultivos ilícitos encabezarán la agenda de diálogos entre el Gobierno y los líderes de la protesta en Norte de Santander, las cuales se reanudarían la próxima semana.

Así lo reveló en charla con ELTIEMPO.COM el expresidente Ernesto Samper, quien lidera la comisión de garantes que logró sentar de nuevo a las partes en la mesa de conversaciones, las cuales estaban a la espera de que se levanten los bloqueos de vías, cosa que se anunció este viernes y que está previsto que ocurra este sábado.

Samper, quien habló de la cruda problemática social que han tenido que padecer históricamente los habitantes de esta región, planteó la posibilidad de que la región se convierta en una “zona modelo de políticas de paz a través de la inversión social”.

La creación de una zona de reserva campesina en esta parte del país es uno de los puntos que más han separado al Gobierno y a los manifestantes. Apenas el pasado martes, el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, rechazó de nuevo esta posibilidad.

Las manifestaciones en el Catatumbo completaron 53 días con un saldo de cuatro personas muertas y más de cien detenidos. Superados los bloqueos, comienza el diálogo.

¿El tema de la zona de reserva campesina se abordará de nuevo?

Me refiero directamente al Presidente, quien ha sostenido en público y lo reiteró en la conversación que tuvimos, que ese asunto no es un tema vedado para el Gobierno con lo cual concluyo que sí podrá ser abordado en esa comisión y debería ser tratado porque es un tema que independientemente de cualquier consideración relacionada con orden público, en eso están concentradas las posibilidades de desarrollo social, de infraestructura y organización campesina de la zona.

El Ministro de Defensa dijo que esta zona es la chequera de ‘Timochenko’, ¿una cosa es lo que piensa el Presidente y otra el Ministro?

Me atengo a lo que dice el Presidente de la República, que es el jefe de Estado, lo que diga el Ministro ya son otras consideraciones, para mí lo que cuenta es la palabra del Presidente y lo que él ha señalado al respeto.

¿Usted admite que hay dos posturas, una de la de los campesinos y otra la de unos guerrilleros que se han infiltrado en las manifestaciones?

Para mí a quienes estamos tratando de ayudar es a toda la población campesina, los indígenas y los habitantes de la zona del Catatumbo, que es una de las regiones con más necesidades del país desde hace muchísimos años.

¿El hecho de que sea una zona estratégica para la guerrilla dificulta este proceso?

Para nadie es un misterio que la zona del Catatumbo, como muchas otras partes del país, ha sido una especie de laboratorio de la violencia. Por allí han pasado los paramilitares, la guerrilla, las ‘bacrim’. Ha sido una región azotada por el narcotráfico. Precisamente porque fui consciente en mi Gobierno de esta realidad y lo sigo siendo, es por lo que creemos que la respuesta del Estado debe ser muy fuerte en materia de presencia social. Allí donde se nota históricamente mayor ausencia en materia social es donde más han prosperado estas zonas de conflicto y de enfrentamiento militar.

De tal manera que es un hecho que esa ha sido una región azotada por la violencia y en la que todavía existen los factores que la generan, pero también para nosotros es un hecho incontrovertible que la forma de combatir ese entorno no es solamente con la presencia militar sino también con la presencia social del Estado y a eso es a lo que se dirigen las peticiones de los campesinos del Catatumbo.

¿Qué le dijo el presidente Santos a propósito del tema?

Lo que puedo comentar es que el Presidente recibió en muy buenos términos la propuesta del desbloqueo, manifestó que su Gobierno había hecho actos de presencia desde antes de los problemas que se han presentado recientemente y que tenía la mejor voluntad de seguir trabajando por la zona porque era consciente que era una región crítica.

¿Cree que la solución del problema del Catatumbo tiene alguna relación con los diálogos de La Habana?

De alguna manera el Catatumbo puede considerarse un microcosmos de la situación a nivel nacional que se debe estar discutiendo en La Habana. Todos quisiéramos que en el Catatumbo, como se está haciendo en Cuba, se discutieran las posibilidades de llegar a una salida amigable al conflicto armado.

De lo que se tratan las conversaciones de La Habana es de que se acaben todos los catatumbos que en este momento existen en el país, que sería lo que se conseguiría si efectivamente las Farc llevan su voluntad de paz hasta la desmovilización y dejación de sus armas. En ese momento tendríamos solucionados los problemas de todos los catatumbos que existan.

Lo que no me parece conveniente es utilizar esos argumentos para satanizar o demonizar figuras que tienen una profunda importancia social como las zonas de reserva campesina. Ojalá el Gobierno lograra convertir el Catatumbo en una zona modelo de políticas de paz a través de la inversión social y de la presencia legitimante del Estado a través de la infraestructura y con esfuerzos agroempresariales. El Gobierno tendría una excelente oportunidad para convertir el Catatumbo en una zona pionera de lo que podría ser la paz si los acuerdos de La Habana llegan a fructificar.

¿Cuál será la agenda que se retome a partir de la semana entrante?

Los campesinos han planteado cinco puntos básicos para el diálogo que quieren sostener con el Gobierno que forman parte de una agenda más extensa que han venido presentando en los últimos dos meses.

Entre esos puntos están la zona de reserva campesina, los proyectos de sustitución social de cultivos ilícitos, el desarrollo de un plan de inversión que entiendo que ya había sido estudiado con el Gobernador y los alcaldes. Por eso estarán presentes el Gobernador y los alcaldes, y hay un tema de garantías que de alguna manera interesa a la Fiscalía y por eso la comisión de garantes invitó al Fiscal para que se pronunciara sobre el tema de la judicialización de los casos relacionados con las protestas.