Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Lanzan propuestas para sustituir la hoja de coca en el Catatumbo
El tercer día de diálogos entre las partes se cumplió ayer, sin acuerdos, pero con propuestas sobre la mesa
La Opinión / Miércoles 14 de agosto de 2013
 

Se empezó a romper el acuerdo pactado para el desarrollo de los diálogos entre el Gobierno y los campesinos del Catatumbo, pues ayer, en el tercer día de las negociaciones, los delegados del presidente de la República, Juan Manuel Santos, no dieron declaraciones a los medios de comunicación y salieron por la puerta trasera, dejando solo a los voceros de los labriegos.

Uno de los compromisos de la agenda de trabajo que se firmó el pasado viernes, según el director del Departamento para la Prosperidad Social (DPS), Bruce Mac Master, era que un miembro del Gobierno y otro de los campesinos, darían una declaración corta a los periodistas, pero ayer no ocurrió así.

Los únicos que estuvieron frente a las cámaras y los micrófonos fueron los campesinos, quienes explicaron que el asunto relacionado con la sustitución gradual de cultivos de coca y la suspensión de la erradicación, “quedó en veremos”.

Esta fue la conclusión al conocerse que durante la jornada hubo una propuesta de cada lado, que debe ser estudiada para dar una respuesta solo hasta mañana.

César Jerez, uno de los representantes de los labriegos, explicó que la alternativa gubernamental es asistencialista, pues promete $6 millones por familia afectada por la erradicación, durante 24 meses y dos mercados para cada hogar.

“Pero nosotros estamos planteando que se suspendan las erradicaciones, que se repare a las víctimas de la erradicación con $1’500.00 mensual y que se adopte todo un programa agropecuario con cultivos estratégicos de cacao, caña de azúcar, ganadería, búfalos y piscicultura que genere un valor agregado para implemementar en las vigencias 2013-2014 por $104.000 millones”, explicó Jerez.

Hoy continuarán las deliberaciones, pero esta vez los miembros de la Asociación de Campesinos del Catatumbo (Ascamcat) se encontrarán con un equipo técnico de Planeación Nacional, de los ministerios de Agricultura y Defensa y del DPS, entre otras, para intentar un acuerdo.

La erradicación es decisión de Santos

De la reunión de ayer en el salón Eustorgio Colmenares de la Gobernación, los negociadores de las comunidades del Catatumbo advirtieron que la comisión del Estado no está en capacidad de tomar una decisión concreta para la suspensión de la erradicación de la hoja de coca, y que tal medida la debe tomar el presidente Santos.

Eugenio Guerrero, otro líder labriego, dijo que la idea es que a más tardar el viernes ya tengan una decisión frente a las operaciones en las zonas cultivadas con hoja de coca, pues la zozobra se sigue alimentando con los asentamientos humanos que llegan a las veredas La India, Riochiquito, Guadalupe, Las Gaviotas, Monteadentro y Cañoguaduas, del corregimiento de La Gabarra, en Tibú; y la vereda El Bojoso, en Sardinata.

Guerrero y Juan Carlos Quintero aseguraron que ya hay represión por parte del Ejército a unas 1.000 personas, pues los cultivadores de la hoja de coca han escuchado tiros de fusil a menos de un metro de donde se están concentrando para evitar las erradicaciones.

Ascamcat, en su página web, denunció que algunos militares les dijeron que la oposición a la erradicación podría aumentar el número de muertos que la protesta dejó en Ocaña (donde perecieron 4 personas con impactos de armas de fuego). También señala que los erradicadores les exigieron a los campesinos que dejen arrancar la mitad de los cultivos, lo que hasta el momento no se ha concertado en la mesa de diálogo.

Todd Howland, representante de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos en Colombia, señaló que a la mesa de diálogo los campesinos y el Gobierno han llegado con iniciativas concretas, generando un ambiente positivo y de respeto, que entre otras debe prevalecer en las veredas del Catatumbo.

Por ahora se estudia la posibilidad de una asamblea de los cultivadores de hoja de coca, en algún lugar del Catatumbo, que podría efectuarse dentro de 10 o 15 días con el fin de legitimar propuestas y ejecutar compromisos ante el Gobierno, pues buscan evitar que se generen graves enfrentamientos entre erradicadores y cultivadores.

Policía asegura que las erradicaciones siguen

Entre los reportes que conocen los voceros de los campesinos se conoció -según ellos- que las erradicaciones están paralizadas en este momento.

Pero aclararon que no se debe a una iniciativa del Gobierno, sino a la presión ejercida por unos 1.000 cultivadores de la hoja de coca en la zona, pues describieron que muchos se han metido entre los cultivos para evitar que sean arrancados.

Sin embargo, el comandante de la Policía de Norte de Santander, coronel Eliécer Camacho, en diálogo con La Opinión aseguró que las erradicaciones continúan, por lo menos donde la Policía Antinarcóticos tiene área de acción.

“Tenemos tres grupos que completan 300 hombres, que siguen erradicando bajo el cronograma indicado en zonas rurales de Tibú y La Gabarra. No se han detenido. Pero desconozco si en zonas altas de Sardinata el Ejército sí haya parado”, comentó el oficial.

También explicó que hay otros 200 particulares, que no son efectivos de la Policía, sino que han sido contratados para erradicar la hoja de coca, quienes están apoyando las labores del grupo de antinarcóticos, por lo que hizo un llamado a la calma y a evitar confrontaciones.

* Tomado de La Opinión