Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Tres mil campesinos del oriente colombiano retenidos en la entrada a Villavicencio
 

El 18 de agosto de 2013, desde las diez de la noche y durante toda la madrugada, en la salida que va de Villavicencio al municipio de Acacías en intersección con la entrada del barrio Porfía, se encontraron inmovilizados los buses en el que se transportaban campesinos de diferentes municipios del Meta y la región del Losada Guayabero.

Cerca de diez buses fueron inmovilizados por el Comando Fuerzas Especiales Urbanas del Ejército Nacional en cabeza del líder identificado como “Gladiador”, junto con un patrullero de la Dijín y miembros de la Policía Nacional, exigiendo cédula y huella dactilar a los campesinos, con la excusa de revisar antecedentes. El Ejército estuvo consignando los números de los buses, nombres de conductores y de varias personas en libretas por varios de sus militares.

A medida que la Fuerza Pública iba reseñando a los campesinos dejaba seguir los buses. Sin embargo, hubo varias horas en las que no se realizó ninguna actividad y cuando los automotores se dispusieron a continuar su destino, la Fuerza Pública retomó el empadronamiento.

La Fundación por la Defensa de los Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario del Oriente y Centro Colombiano (DHOC) se hizo presente durante el transcurso de la irregularidad, acompañando a las comunidades en todo momento.

Un hecho a destacar fue que uno de los miembros del Ejército Nacional agredió verbalmente a una de las corresponsales de REMA ACPP, amenazándola por su calidad de periodista.

Los últimos buses retenidos lograron transitar a las cinco de la mañana, completando aproximadamente las tres mil personas hasta ese momento. Sin embargo la movilización de vehículos continuó hasta los puntos de concentración el resto del día.

A pesar de los hostigamientos de las fuerzas estatales, la gente sigue en pie y el paro no cede. En palabras de uno de los campesinos: “…Y si no nos dejan continuar, ¡pues bloquemos acá!”.