Corporación Acción Humanitaria por la Convivencia y la Paz del Nordeste Antioqueño
:: Antioquia, Colombia ::
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Continúa el campamento de refugio humanitario en Barrancabermeja
Los campesinos del nordeste antioqueño persistimos
Cahucopana / Jueves 17 de abril de 2008
 

Después de mes y medio, nos encontramos asentados en Barrancabermeja, declarados en campamento de refugio humanitario, 180 campesinos del nordeste antioqueño que nos ha tocado vivir día tras día en carne propia las detenciones y ejecuciones extrajudiciales de personas nacidas y criadas en la región. También ver huir a otras para salvar sus vidas, siendo que su único delito es haberse dedicado toda su existencia a cosechar y trabajar sus tierras, que por derecho propio les pertenecen.

Pero esto se debe a que un gobierno nefasto con el afán de entregar las tierras a empresas multinacionales y el de acabar con las guerrillas, implemente una guerra sucia de terrorismo de estado, masacrando, torturando, desplazando y desapareciendo campesinos. A esto se le suma la persecución sistemática y represión a organizaciones sociales que defienden el territorio, los derechos de las personas y el derecho a una vida digna.

Caso específico el de la Asociación Campesina del Valle del río Cimitarra (ACVC), cuyos miembros ejercieron como voceros e interlocutaron junto a Cahucopana ante el gobierno nacional, encabezado por el presidente Uribe, en Barrancabermeja el mes de julio de 2007, para buscar solución a la situación humanitaria regional, para el restablecimiento de la Zona de Reserva Campesina y para generar garantías de seguridad para el retorno a sus tierras de las personas que se encontraban refugiadas en las instalaciones del antiguo comisariato de la ciudad.

Pero la respuesta del Estado fue que para “seguridad” de estas comunidades imcrementaría el pie de fuerza en la región, con más verdugos que siguen asesinando, intimidando y desplazando al campesinado en el nordeste antioqueño. Y para la ACVC, dictarle 19 ordenes de captura y encarcelar a seis de sus dirigentes. También asesinar, en enero pasado, a manos de tropas del batallón Calibío y reportándolo como subversivo abatido en combate, a Miguel Ángel Gonzáles Gutiérrez, miembro activo de Cahucopana e hijo de Miguel Gonzáles Huepa, dirigente de la ACVC actualmente encarcelado.

Exigimos el derecho a la vida, a la dignidad, a la permanencia en territorio de los campesinos en el nordeste antioqueño, la liberación inmediata de los compañeros de la ACVC y el cese de la expropiación de nuestras tierras.