Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Tres campesinos heridos a bala en Castilla (Tolima)
Nelson Lombana Silva / Martes 27 de agosto de 2013
 

Desde las doce del día de este martes 27 de agosto, la Fuerza Pública, al parecer Esmad y Ejército Nacional, arremete contra los campesinos que protestan en el corregimiento de Castilla, municipio de Coyaima (Tolima).

Información fragmentaria señala que tres campesinos han sido heridos a bala, entre ellos el líder del municipio de Roncesvalles Luis Carlos Forero. Al parecer los militares les estarían disparando a los campesinos e indígenas en las extremidades.

A pesar de los anuncios del presidente Santos y el gobernador Delgado Peñón de garantizar la protesta y brindar las garantías elementales, los hechos demuestran lo contrario, dijo el dirigente popular Édgar Sánchez Cortés.

A pesar de la violencia por parte de la Fuerza Pública, los campesinos ubicados en esta desértica zona del sur del Tolima se mantienen firmes en su justa lucha y llaman a los demás campesinos del departamento a salir a participar activamente del paro nacional agropecuario y popular.

Dijo Édgar Sánchez Cortés que no hay ambulancia ni personal médico para prestar los primeros auxilios en estos momentos de ataque desalmado por parte de la Fuerza Pública contra campesinos e indígenas que heroicamente se sostienen en sus justas reclamaciones.

La frase de Gaitán no pierde vigencia: “El Gobierno Nacional tiene la metralla homicida para los colombianos y una temblorosa rodilla en tierra ante el oro americano”.

El Partido Comunista Colombiano, regional Tolima, llama a hacer presencia en la zona a la Cruz Roja, Derechos Humanos y medios alternativos de comunicación. Exhorta a los tolimenses a salir a apoyar la resistencia de los campesinos e indígenas y exige del Gobierno mesa nacional en el Tolima para resolver el pliego petitorio que vienen exigiendo los labriegos en esta parte del país. Llama a la unidad, la organización y la resistencia popular. A su vez, rechaza y condena la arbitrariedad de la Fuerza Pública, especialmente el Esmad y el Ejército Nacional.