Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

El Gobierno y las FARC cerraron el ciclo de conversaciones de paz con diferencias por el referendo
El oficialismo y la guerrilla volvieron a cruzarse por sus diferencias en torno de qué mecanismo se utilizará para refrendar un eventual acuerdo final, porque el grupo guerrillero insiste en que el referendo propuesto por el presidente Juan Manuel Santos es "insuficiente".
Télam / Miércoles 28 de agosto de 2013
 

Ambas delegaciones tuvieron un intercambio por el polémico tema que marcó en los últimos días el decimotercer ciclo de conversaciones, finalizado hoy en La Habana.

"Las delegaciones presentaron sus respectivas visiones sobre `implementación, verificación y refrendación` de los acuerdos, que corresponde al punto sexto de la agenda pactada" para los diálogos de paz, indicaron ambas partes en un comunicado conjunto divulgado hoy, según reportaron las agencias EFE y Prensa Latina.

El líder del equipo del gobierno, el ex vicepresidente Humberto de la Calle, advirtió en una declaración ante los medios que "la discusión" sobre el posible referendo "se inició en la mesa de paz, que formalmente discute aún el segundo punto de la agenda, relacionado con participación política".

El tema de la refrendación del acuerdo final se coló en las negociaciones después de que Santos anunciara la semana pasada el envío al Congreso de una propuesta para someter a consulta popular un eventual acuerdo final de paz simultáneamente con las elecciones legislativas de marzo de 2014 o con las presidenciales de mayo del mismo año.

La iniciativa de Santos se convirtió en un aparente escollo para la mesa y provocó una breve "pausa" unilateral por parte de las FARC, que defienden la idea de una asamblea constituyente.

De La Calle defendió el referendo, dijo que "tiene sentido bajo la óptica del principio de expansión democrática" y apuntó que "lo peor sería que al momento de llegar a acuerdos, los instrumentos legales resultaran insuficientes".

Por su parte, las FARC expusieron ante los medios un resumen de las "razones técnicas" y los "límites" que en su opinión presenta la opción de la consulta popular al proceso de paz iniciado en noviembre pasado.

"El sexto punto de la agenda está por discutirse, esperemos su momento, todo tiene su tiempo; propiciemos que para este debate la nación en masa exprese su opinión", consideró el grupo rebelde en un comunicado leído por su número dos y jefe negociador, Luciano Marín, alias Iván Márquez.

Para el guerrillero, el contenido de una eventual agenda de paz, además de lo que representa para el país en términos de generar condiciones para el pleno ejercicio de la política, "supera las posibilidades jurídicas, políticas y técnicas de un referendo".

"Se trata de un nuevo pacto social, como el que dio lugar a la constitución del 91", señaló Márquez, según reseñó el sitio web de El Tiempo.

Agregó que "un referendo sería complejo de llevar a cabo porque sería un texto muy extenso y no se entendería cómo un acuerdo podría ser reducido a una pregunta de aprobación o negación, ni quién interpretaría el acuerdo, con qué criterio se formularía y quién diseñaría la pregunta".

De acuerdo con las partes, el decimotercer ciclo de negociaciones concluido hoy incluyó también debates fuera de agenda sobre asuntos como las víctimas del conflicto, drogas ilícitas y el llamado Marco Jurídico para la Paz, la herramienta que debe regular el paso a la reconciliación en Colombia si se logra el fin del conflicto interno.

Según anunciaron ambas delegaciones, las negociaciones continuarán el próximo 9 de septiembre en La Habana, sede permanente de la mesa.