Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

ONG denuncia que dueños de Coca Cola y PepsiCo robaron tierras a pobres
La Organización No Gubernamental (ONG) Oxfam, que lucha contra la hambruna, explicó a través de un informe, que cada vez son más las familias indígenas que quedan sin tierras, producto de la ocupación forzosa por parte de transnacionales.
TeleSUR / Miércoles 2 de octubre de 2013
 

La Organización No Gubernamental (ONG) Oxfam denunció este miércoles que las empresas Coca Cola y PepsiCo figuran entre las transnacionales que más han incidido en la ocupación de un área similar al territorio de Italia para cultivar sus cosechas, las cuales pertenecían a los indígenas, quienes no pudieron defenderla por ser pobres.

Según el último informe de Oxfam -organización que lucha contra la hambruna-, desde el año 2000 las empresas se han apropiado de 31 millones de hectáreas, firmando cerca de 800 transacciones con inversionistas extranjeros que trabajan contra los interéses de los indígenas.

La institución asegura que a menudo las empresas reciben las tierras sin pagar compensación a los nativos y en muchos casos recurren a la violencia para levantar sus plantaciones.

Entre las evidencias de casos de acaparamiento de tierras se menciona el de la comunidad pesquera del estado de Pernambuco (Brasil), que lucha por acceder a las tierras de cultivo y zonas de pesca, de las que fue desalojada de forma violenta en 1998 para dar paso a una central azucarera que suministra azúcar a Coca Cola y PepsiCo.

El otro caso es el de Mato Grosso do Sul (Brasil), donde las plantaciones de Bunge han destruido los bosques de los que las comunidades indígenas dependían para conseguir alimentos.

La investigación afirma que las comunidades pobres de muchos países, de Brasil a Reino de Camboya, están perdiendo sus hogares para dar paso a los cultivos de azúcar. "Aunque nuestra ’sed de azúcar’ ha destacado la señal alarma entre los expertos de la salud, Oxfam señala que el hecho de que el comercio de azúcar contribuya a alimentar el problema del acaparamiento de tierras y los conflictos sobre la tierra estos pasan inadvertidos", dice el informe.

"Tenemos que estar seguros de que lo que comemos y bebemos no afecta a la gente más pobre y vulnerable en todo el mundo, convirtiéndoles en personas sin hogares o sin tierras", dice el director de campañas de Oxfam, Sally Copley.

Recientemente Oxfam denunció que la multinacional estadounidense Cargil -la mayor comercializadora de materias primas agrícolas del mundo- ha tomado unas 52 mil 576 hectáreas de tierras baldías en Colombia, específicamente en el departamento de Vichada (este), eludiendo la restricción legal de mil 725 hectáreas correspondientes a una unidad familiar en este departamento.

La cifra adquirida por la empresa representa 30 veces más de lo permitido por la ley a un solo propietario en este tipo de unidades agrícolas, según determinó el informe "Divide y Comprarás. Una nueva forma de concentrar tierras baldías en Colombia", elaborado por Oxfam, en el cual se detalla que la multinacional adquirió las tierras baldías a través de 36 sociedades; mientras que cientos de campesinos mantienen un paro nacional en el país exigiendo -entre otras cosas- la titularidad de las tierras.