Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Balance de los diálogos y los acuerdos de Tunja, entre el gobierno y los campesinos
Pedro Pablo Salas Hernandez / Miércoles 16 de octubre de 2013
 

No obstante el acuerdo representa un avance en el reconocimiento del atraso socio-económico del campo en Colombia, en lo que al minifundio corresponde, y haber colocado en el debate y en el punto más alto la problemática del sector agropecuario y la necesidad de tomar decisiones que permitan la transformación de esta realidad, también es de analizar la escasa capacidad de negociación que tienen los sectores sociales para hacer frente a las estrategias de dilación gubernamental que permiten un mínimo de compromisos, incluso en estados de levantamiento social, como lo que sucedió con el paro agropecuario y su posterior traslado a buena parte del territorio nacional, algo no visto en la historia reciente de Colombia desde el paro cívico de 1977.

Por ello, del acuerdo se debe anotar que:

- Las salvaguardias para la CAN y Mercosur tiene vigencia de 2 años, al cabo de la cual su renovación dependerá de la voluntad del gobierno de turno o de una nueva protesta. Ahora, establecer controles fito-sanitarios a las importaciones no genera reducción de las mismas, pues es precisamente en el exterior, en especial en los países desarrollados, donde dichas condiciones se cumplen a cabalidad, a diferencia del producto nacional cuyo incumplimiento ha sido obstáculo para su exportación.

- ¿El acuerdo sustituye las compras de Mercosur y deja intocables, las de Estados Unidos y Europa?, como el gobierno responde a tratados del Can y Mercosur, que son mercados complementarios,de mayor valor agregado y menos asimétricos como el de las potencias desarrolladas, EE.UU y C.E, ¿Que repercusiones tendrán para exportaciones de regiones de Boyacá, que tenemos un mayor comercio con nuestros países vecinos, del cual exportamos en el 2012 ,tres veces de lo que importamos?, superavit con Mercosur y Can 66.2% frente a Estados Unidos de comercio con 24.6, mayor parte productos mineros (Edilberto Rodriguez, Boyaca 7 días .¿Que efectos tendrán con las restricciones que se imponen con las salvaguardias acordadas?.

- Es de destacar que contrario a estudios realizados, donde se destaca los impactos del contrabando,especialmente en el sector agropecuario en el acuerdo no quedo referenciado uno de los impactos influyentes en la invasión de productos externos, como es el contrabando, un error graso dado el control mafioso que existe en fronteras del país, sin que la Dian, ni autoridades de policía y aduanaras hagan algo al respecto.

- Afirmar que los TLC con USA y UE son inmodificables y de obligatorio cumplimiento no es tan cierto, pues estos acuerdos contemplan ajustes ante situaciones de grave afectación a la economía nacional. No se diría lo mismo si el ajuste surgiera de la contraparte.

- Las compensaciones que se darán a los productores nacionales por la papa y leche importada de USA es una afrenta a la lógica económica, pues implica convertir al productor nacional en cesante y dependiente de la ayuda (subsidio) gubernamental, la cual también tiene un término de 2 años y corre en mismo riesgo enunciado en la primera idea. Esta medida sacrifica producción y empleo nacional por producción y empleo externo. Ahora, en su implementación se establece que la compensación se hará por el "precio justo", donde surge en interrogante ¿quién fija tal precio y cuál será el criterio de justicia para su fijación?.

En materia de compras de productos y regulación no quedo nada concreto que permita pesar que cambie la realidad para el pequeño y mediano, productor como lo muestra la gráfica, para el precio al productor de leche y lo que le cuesta al consumidor final, no serán afectadas estas realidades lo mismo que el gran conflicto estructural a costos de producción que quedo a voluntad del gobierno y de la mesa técnica, las acciones sobre insumos un punto profundamente débil, sin criterios mínimos en que el gobierno se haya comprometido en un tema tan crucial

En tanto se paga leche bajos precios al productor como lo muestra la gráfica,¿cual es el margen para los intermediarios o pasteurizadores?

- Frente a las compras a productores nacionales dentro de los proceso de contratación pública, se fija un plazo de 15 días para su implementación, cosa imposible de cumplir, pues ello requiere la modificación de la ley 1150 de contratación pública al interior del Congreso, el cual, en este momento, está más interesado en reelegirse que en legislar. Además, la experiencia indica que otorgar un 20% de la calificación en contratación a un criterio como las compras a productores nacionales, seguramente se convertirá en un instrumento de direccionamiento de los contratos.

Aunque el tema de solucionar problemática de las deudas es urgente, no se abordo con claridad cuál es la política de crédito y de tasas de interés, que permitan acceder a los productores de clima frío Boyacá, Cundinamarca y Nariño, el pobre nivel de bancarización o acceso crédito, ligado a problemas de las elevadas tasas de interés adicional a fenómenos como la falsa tradición. Un claro ejemplo es el escaso 2.3%, de la cartera para productores de papa según informes Banco Agrario en Boyacá para el primer semestre 2013.

- El PRAN y el FONSA tiene una acertada orientación y amplios compromisos, de ahí que proyectar su creación con un total de activos de hasta 1.000 millones de pesos es una cifra pírrica frente a las necesidades del agro.

- El logro en materia de crédito llegó sólo a la ampliación del plazo de los mismos, más no a la reducción o condonación, de manera que no fueron significativos los logros en esta materia. Los intereses del sector financiero continúan intactos.

- El fomento del cultivo de cereales, en particular la cebada, es significativo, pues se genera diversificación de cultivos, reducción de la oferta papera y cebollera y recuperación de un cultivo traicionan en varias zonas del país, de donde fue arrasado por la apertura de los años 90. Lo importante aquí es asegurar la compra de la producción por parte de la industria nacional.

- La resurrección de la UMATAS es algo interesante, siempre y cuando cumplan con su cometido y no sean simplemente un incremento burocrático para los municipios, quienes serán los que deban asumir el financiamiento de las mismas.

- Los llamados desacuerdos representan puntos importantes y de avance para las condiciones de vida de los agricultores, por ello no haber logrado nada al respecto es una frustración para el movimiento y será el punto de partida de futuros reclamos sociales.

La gasolina, tal vez uno de los reclamos que más unió la participación del gremio del transporte y ciudadanía en general, fue la reducción del precio de la gasolina, la noche del jueves 29 para amanecer del viernes 30, se perdió la última oportunidad para obligar a que el gobierno, tomara una transcendental decisión para reducir en $2040 precio de ACPM, y en $1900,el precio de la gasolina,este era uno de los puntos más avanzados con los voceros del mismo gobierno.

Sin embargo se vino al traste con una táctica dilatoria, por parte de los negociadores del gobierno, que esperaron hasta el pronunciamiento de militarización de vías, que hiciera el presidente Santos, sin que siquiera este punto se hubiera podido concretar con la abrupta orden de desbloqueo, que sorprendió a la mayor parte de personas que aspiraban que se obligara al gobierno a comprometerse en decisiones concretas en el marco de la presión del bloqueo.

Como lo muestra la gráfica, existe una brecha de negociación por la incidencia que tiene el gobierno en el precio final del precio de la gasolina, que es inflacionario y por los elevados impuestos. Si se observa el precio pagado al productor, que incluye las exorbitantes ganancias de Ecopetrol después de impuestos de 15 billones para el año 2012, lo que permite observar que disminuir el precio de los combustibles,si es posible, sin embargo el punto quedo como una burla más del gobierno, por las posteriores negociaciones que adelanto con el gremio del transporte, en una clara capitulación frente a las expectativas en reducción de combustibles.