Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Derechos campesinos se abren paso
La Vía Campesina presentó ante la CIDH la propuesta de derechos del campesinado para su implementación en el continente americano
Agencia Prensa Rural / Jueves 21 de noviembre de 2013
 
Delegación de Vía Campesina ante la CIDH. Foto de www.viacampesina.org

La Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo (CLOC), filial del movimiento internacional de La Vía Campesina, presentó el 4 de noviembre pasado un informe y una petición sobre los Derechos Económicos Sociales y Culturales (DESC) del campesinado de la región de América Latina y el Caribe.

La propuesta fue radicada en audiencia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en Washington (Estados Unidos), sede del organismo, en el marco del 149 periodo de sesiones ordinarias.

El informe

Con el informe presentado a la CIDH se busca denunciar las problemáticas que generan la vulnerabilidad de los derechos campesinos en la región latinoamericana. Sus ejes temáticos son los de soberanía alimentaria, semillas, acaparamiento de tierra, territorio y criminalización a los defensores de los derechos humanos.

El documento contiene datos estadísticos que revelan las consecuencias de las políticas neoliberales y el modelo de producción agrícola industrial, y cómo éstos inciden en los derechos campesinos.

Para la elaboración del informe, la CLOC contó con el apoyo del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), una institución argentina con importante trayectoria en materia de derechos humanos.

La CLOC, por su parte, es una instancia de articulación continental con 20 años de compromiso constante con la lucha campesina. Representa a trabajadores rurales, indígenas y afrodescendientes de toda América Latina y el Caribe.

La audiencia

En la audiencia, el principal objetivo de la parte peticionaria fue el de posicionar al campesinado como un sujeto económico y político. Así mismo, vincular el sistema interamericano con los procesos de la Declaración de los derechos campesinos, que se adelantan en la ONU.

También se denunció que el acaparamiento de tierras y de agua, así como la apropiación ilegítima de semillas por parte de las grandes empresas, viola derechos fundamentales de los campesinos y son las principales causas del éxodo rural, las migraciones, el trabajo esclavo, entre otros problemas.

Además, los voceros campesinos solicitaron a la CIDH implementar medidas que apunten al seguimiento de las empresas transnacionales y que permitan establecer mecanismos de control y penalización en casos de incumplimiento de los tratados de derechos humanos y de los DESC.

En las peticiones planteadas en la audiencia, la CLOC presentó temas como: una agenda regional para seguir desarrollando estos puntos, partiendo del reconocimiento al campesinado como un actor social relevante a la hora de analizar la situación de los derechos humanos en la región.

También iniciar un diálogo con los procesos e instancias de desarrollo de estándares que se están dando en el marco de las Naciones Unidas, como la Declaración de los Derechos Campesinos.

Además, que incorpore en la agenda de la CIDH la preocupación por revelar y visibilizar las diferentes dimensiones de las problemáticas de los campesinos denunciados en la audiencia.

Así mismo, generar canales de diálogo continuo con los referentes de las comunidades campesinas de América Latina y el Caribe; y analizar la posibilidad de hacer diagnósticos sobre la situación de los derechos a la alimentación y al territorio de las comunidades campesinas de la región, con la perspectiva de hacer recomendaciones a los Estados para mejorar sus condiciones de vida.

Del mismo modo, prestar especial atención a los procesos y mecanismos de concentración, privatización y extranjerización de la tierra, el agua y las semillas, y la contaminación con agrotóxicos.

También que se identifique el rol que tienen las empresas transnacionales en la afectación de derechos fundamentales del campesinado con una perspectiva regional.

Algunos datos del informe

- Actualmente, 595 millones de personas habitan en América Latina, de las cuales el 20,5% vive en zonas rurales.

- Según el Fondo Internacional para el Desarrollo de la Agricultura, la pobreza en zonas rurales de América Latina y el Caribe es el doble de la que se presenta en los centros urbanos. Además, es la región mundial con más desigualdad de ingresos.

- El 80% de quienes sufren hambre y el 75% de quienes se encuentran en extrema pobreza son habitantes rurales; esto se presenta con mayor intensidad en América Latina.

- En el caso de Brasil, se planea destinar 70 millones de hectáreas de la Amazonia para agrocombustibles.

- En Guatemala, entre 1990 y 2004, la producción de maíz nativo se redujo en un 15,7%.

Consultar o descargar el documento completo (en PDF)