Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Primera escuela departamental de formación de Astracatol
Asociación de Trabajadores Campesinos del Tolima / Miércoles 4 de junio de 2008
 

La Asociación de Trabajadores Campesinos del Tolima (Astracatol), llevará a cabo en el corregimiento Laureles, del municipio de Ibagué, Tolima, su primera Escuela Departamental de Formación, durante la semana del 2 al 8 de junio de 2008.

Se contará con la asistencia y participación de delegados de los municipios de Alvarado, Anzoátegui, Chaparral, Dolores, Ibagué, Prado, Rioblanco y Rovira.

Los ejes centrales de formación de ésta Escuela serán sobre organización y derechos humanos. Lo anterior, teniendo conciencia del preocupante panorama bajo el cual se encuentra el sector agrario en Colombia y particularmente, el sector agrario tolimense, sobre quienes recae el aparato represivo del Estado (incluyendo su estructura paramilitar), como una estrategia para neutralizar e invisibilizar la oposición y resistencia que se produce naturalmente ante la imposición de políticas que atentan en todo sentido contra el sector agrario, la dignidad y la vida de los campesinos.

Problemáticas como la utilización por parte del Estado de un sin número de dispositivos dirigidos todos a desarticular los procesos organizativos; las constantes violaciones a los derechos humanos; la presencia militarista y paramilitar del Estado; la criminalización del campesino y sus formas organizativas; la invisibilización, censura y manipulación por parte de los medios de comunicación frente a las problemáticas del sector agrario y de la realidad que hoy los campesinos del Tolima viven; la falta de voluntad por parte del Estado de dar solución a las problemáticas de los campesinos y del agro; y la legitimación por parte del gobierno de las salidas guerreristas al conflicto social y armado que históricamente ha vivido Colombia, hacen que hoy más que nunca, la organización y la defensa de los derechos humanos, desde un punto de vista integral, sea necesaria y se impulse a través de procesos formativos y de sensibilización que permitan a los campesinos tener las herramientas suficientes para defenderse y construir caminos hacia una Colombia diferente, que contemple los verdaderos intereses y necesidades de los sectores populares.