Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

El Salado: Cuando corre la sangre de los pobres
Libardo Muñoz / Martes 1ro de julio de 2008
 

Una estela de sangre, muerte y horror, cubrió a humildes pueblos campesinos de los Montes de María, el 15 de febrero de 2000. Sólo ahora, la Fiscalía General de la Nación acepta que en El Salado se cometió la que con toda seguridad es la más atroz masacre de que se tenga noción en este país. Bandas de paramilitares asesinaron a por lo menos cien personas indefensas entre los días 15 y 19 de febrero, en una orgía de sangre que se extendió a Flor del Monte, Canutal, Canutalito y las veredas Bajo Grande, El Cielito, Pataevaca y San Rafael, zonas limítrofes de los departamentos de Bolívar y Sucre.

Toda la operación paramilitar desarrollada en El Salado fue sincronizada, con una coordinación perfecta que revela una planificación previa que cerró cualquier vía de escape a las víctimas, en un verdadero laberinto de muerte. La primera arremetida produjo la muerte de cinco campesinos: Julio César Díaz, José Manuel Díaz, Edit Cárdenas, Edilberto Sierra Mena y Daysi Méndez, de El Salado.

Entre miércoles y jueves siguientes los asesinos irrumpieron en Canutal, Canutalito y Flor del Monte. De allí por la vía de San Pedro, acribillaron en su recorrido a casi 50 campesinos, señalados previamente por un encapuchado que siempre estuvo al frente de la operación.

Víctimas

En ese lapso, mataron a: Gilfredo Brochero Bermúdez, Luis Pérez Manrique, José Paternina, Marcos Díaz Morales, Mauro González, Miguel Antonio Avilés, Miguel Antonio Martínez, Moisés Gutiérrez, Moisés Martínez, Luis Peña Salcedo, Rafael David Núñez, Rafael Núñez Sánchez, Evert Núñez, Nelson Torres, Daribel Restrepo, Séptimo Olivera Correa, Liberto Antonio Cortés, Amaury de Jesús Martínez, Antonio Martínez Montes, Benjamín González Anaya, Dairo González Olivera, Daniel Restrepo, Elsy Morales, Emiro Castillo Castilla, José Avilés, Julio César Díaz, Daniel Francisco Díaz Morales, José Manuel Ortega, Jorge Eliécer Mercado Vergara, John Núñez, Félix Pérez Salcedo, Evert Verbel Martínez y Juan González.

En la placita de El Salado, los paramilitares encendieron a alto volumen un aparato de sonido, no sin antes robar licor de una tienda del lugar.

Algunas víctimas fueron obligadas a bailar. Algunos sobrevivientes que hoy son claves en la investigación, recuerdan que los homicidas gritaban que ese era un combate contra «guerrilleros civiles».

Para matar, en El Salado se emplearon varios procedimientos, incluido el de enterrar enormes puntillas en el cráneo de las víctimas. Una niña fue atada a un tubo en la plaza a pleno sol, donde murió de sed.

Otra lista de víctimas es la siguiente: Roberto Madrid Rodríguez, Luis Redondo Torres, Marcos Caro Torres, Margoth Fernández Ochoa, Nayibe Contreras, Nelvis Arrieta Martínez, Nestor Tapias Arias, Óscar Meza Torres, Osnedis Cohen Sierra, Pedro Parra, Pedro Torres Montes, Rogelio Ramos Olivera, Rosario Torres Gamarra, Saulo Navas, Víctor Arias Julio, Víctor Urueta Castaño, Wilfredo Barrios Parra, Libardo Trejos Garrido, Dora Torres Rivero, Édgar Cohen Castillo, Alejandro Alvis Garrido, Alejandro Alvis Madrid, Arturo Martínez, Eduardo Torres, Desiderio Zambrano, Justiniano Pedraza Teherán, Eduardo Navas Alvis, Eduardo Novoa, Edwin Cohen Sierra, Eliseo Torres, Jairo Alvis Garrido, José Tapias Arias, Helen Arrieta Martínez, Fredy Montes Arrieta, Francisca Cabrera de Paternina, Euclides Torres Zabala, Ermides Cohen Redondo, Enrique Medina Rico, Camilo Torres y Eloy Montes Olivera.

La puesta en marcha de la infraestructura de esta masacre en El Salado se calcula que costó 900 millones de pesos. La investigación poco a poco ha ido revelando el origen de la financiación usada, lo mismo que la identidad de los determinadores y autores materiales.

Las versiones de la prensa sobre los hechos de El Salado fueron ambiguas para ocultar más que para revelar. Esta lista jamás fue publicada en forma completa, pues la información generalizada era sesgada y sensacionalista al mismo tiempo.