Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

“La burguesía colombiana traspasa los limites de su propia legalidad”
Los prisioneros políticos y de guerra se pronuncian sobre el caso Petro
Agencia Prensa Rural / Sábado 22 de marzo de 2014
 
Foto: Agencia Prensa Rural 10 años via photopin cc

Anexamos un comunicado de los presos políticos en referencia a la arbitrariedad cometida en contra del alcalde mayor de la capital de Colombia. “Despoja ahora a un vencedor en franca lid de su derecho de ejercer el cargo”, indican desde su sitio de reclusión.

Los prisioneros políticos y de guerra del complejo penitenciario y carcelario ERON Picota Bogotá vemos con preocupación cómo la burguesía colombiana traspasa los limites de su propia legalidad, trasgrede sus propias reglas con tal de cerrar la vía que conduzca a los cambios que, en las plazas y carreteras, el pueblo colombiano está exigiendo, venciendo el miedo a la fuerza estatal.

El cálculo triunfalista del renovado frente nacional, a la cabeza del presidente Santos, hombre pérfido de su propia palabra, despoja ahora a un vencedor en franca lid, de su derecho de ejercer el cargo de alcalde mayor de Bogotá.

Absorto en su triunfalismo, Santos ha hecho todo lo posible para que las FARC-EP se levanten de la mesa de La Habana, y señalarnos así como los únicos responsables de un nuevo fallido intento de paz y reconciliación nacional. Abyecto propósito, no logrado gracias a que la insurgencia no hace oídos sordos al clamor, anhelo y compromiso que por la paz tiene el pueblo colombiano.

Se equivoca la burguesía si piensan que las FARC-EP, y el pueblo colombiano en general, no hemos captado el mensaje que contra la paz envían, fraguando acciones en todos los frentes. Unas desde Andrómeda, otras asesinando líderes juveniles en la periferia capitalina, otras, desapareciendo líderes campesinos en la ruralidad.

Ahora lo hacen legitimando a un medieval personaje para el cual la fobia y el odio a lo diferente es su cotidianidad. Fobia al libre pensamiento, a la diversidad política, étnica, cultural, religiosa y sexual. Personaje siniestro que ahora asesina políticamente a líderes populares que pudieran ser en el futuro los conductores de la Colombia del siglo XXI.

Los prisioneros políticos y de guerra seguros estamos de que las FARC-EP daremos el paso que fuere necesario dar. Segura puede estar la burguesía de que claro nos queda el futuro que nos espera si llegáremos en un tiempo cercano al ejercicio político de las urnas bajo las actuales reglas de juego.

Invitamos a mujeres y hombres, sin importar la edad, a condenar de forma organizada este acto infame contra los sueños de paz y cambio del pueblo colombiano y a propugnar por una asamblea nacional constituyente.

Porque para luchar por la libertad no existe edad ni condición, conciencia y dignidad son suficientes.

Prisioneros Políticos y de Guerra, ERON Picota, Bogotá