Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Áreas rurales de Bogotá piden salvavidas; 30 mil millones serán invertidos en ellas
El Tiempo / Sábado 19 de julio de 2008
 

Cerca de 16 mil labriegos habitan las 163 mil hectáreas que comprende la zona rural del Distrito.

Ellos tienen pocos motivos de regocijo, aunque este mes se celebra el Día del Campesino.

O si no que lo diga Matilde Mora, quien vive en la vereda Capitolio de la localidad de Sumapaz, y que padece a diario las dificultades de transportarse del campo a la ciudad.

“Solo hay una empresa de transporte que presta el servicio entre veredas algunos días de la semana” -cuenta-. “Por eso, a veces gastamos hasta cinco horas y pagamos hasta 20 mil pesos para llegar al centro de Bogotá”.

Otro sector con dificultades en el transporte público es la vereda de Quiba Bajo (Ciudad Bolívar), según un informe de la Universidad Nacional sobre los programas de seguridad alimentaria del Distrito.

“Los habitantes” -dice el documento- “no cuentan con carros ni buses que les faciliten el desplazamiento a otras zonas; por lo tanto, deben recorrer largos trayectos caminando y acudir a vecinos y amigos que los acerquen a lugares donde tengan acceso a los medios de transporte de otras veredas, o a los barrios de áreas urbanas tales como el Paraíso y Arborizadora Alta, los cuales se encuentran a media hora aproximadamente caminando”.

La energía y el servicio telefónico llegan de forma intermitente; no hay alcantarillado y la basura se tiene que incinerar o enterrar porque no existen rutas de recolección, asegura, por su parte, Jorge Rojas, habitante de la parte alta de Ciudad Bolívar.

En un reciente debate adelantado por los concejales Liliana de Diago, Jorge Durán y Jorge Ernesto Salamanca, también se denunció que la población campesina que habita en Bogotá sólo recibió 12 subsidios de vivienda entre 2004 y 2007, a pesar de que Metrovivienda entregó cerca de 10 mil ayudas en toda la ciudad.

En materia de educación la cosa no es mejor.

Según los dirigentes, únicamente 10 estudiantes campesinos fueron becados para entrar a la educación superior, pero ni siquiera por cuenta de la ciudad sino gracias a la ayuda de Cuba.

A juicio de Salamanca, el único hecho positivo en los últimos cuatros años ha sido la creación de la Política Pública de la Ruralidad -en julio del año pasado-, que busca garantizar el bienestar de cerca de 3.300 familias con vocación campesina y al mismo tiempo la preservación y la conservación de las áreas con riquezas hídricas y ecológicas que representan el 90% del suelo rural.

El 10% restante puede ser usado para la agricultura y la ganadería. Sin embargo, hasta ahora todo se ha quedado en buenas intenciones.

Alcalde Samuel Moreno visita Sumapaz este sábado

Precisamente, el alcalde Samuel Moreno visitará hoy -con todo su gabinete- la zona del Sumapaz, que ocupa el 62% del área rural de Bogotá. Allí se espera que haga anuncios importantes para los campesinos bogotanos, en particular la forma en que se invertirán los 30 mil millones en los próximos cuatro años.

“Nunca antes se había hecho una inversión tan grande para los territorios rurales” -asegura Juan Antonio Nieto, secretario distrital del Ambiente, entidad encargada de coordinar toda la política rural del Distrito-“. Se buscará la rehabilitación de mil hectáreas a través del programa Bogotá Reverdece, la aplicación de tecnologías limpias en otras 10 mil hectáreas y la vinculación de 500 campesinos a procesos y programas de producción agropecuaria sostenible para que reciban un beneficio económico a cambio de servir como guardianes de la naturaleza”.

Nieto agrega que otro de los puntos importantes que se viene trabajando con la Secretaría del Hábitat, la Uaesp y al Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá (EAAB) es todo lo relacionado con la implementación de un sistema de recolección de basuras para que el campesino no siga realizando quemas que, en algunas ocasiones, terminan con la destrucción del suelo.

Igualmente -agrega Nieto- hay un compromiso para el mejoramiento de la infraestructura de acueductos y alcantarillados.

Así se presta el servicio de agua

Según la EAAB, el programa de Acueductos Veredales ha contribuido a la creación de acueductos en las zonas rurales de las localidades de Usme, Ciudad Bolívar y Sumapaz y ha beneficiado aproximadamente a 3.983 familias en las siguientes veredas:

Ciudad Bolívar: Mochuelo Bajo, Pasquilla Piedra Parada, Pasquilla Cerrito Blanco, Pasquilla centro, Saltonal, Mochuelo Alto Sector Porquera, Mochuelo, Alto Centro, Quiba, Lagunitas.

Usme: Los Soches, Mangueras, El Uval, Requilina, Corinto, Cerro Redondo, Agualinda, Chiguaza, Olarte, El Destino, Curubital, Arrayanes, Argentina, Santa Bárbara, El Hato, Las Margaritas, Los Andes, La Unión Chisacá.

Sumapaz: Las Palmas, Los Ríos, Tabaco, El Itsmo, Laguna Verde, Tunal Alto, Tunal Bajo, Betania, Raizal, Peñalisa, Carmen, San Juan, Santo Domingo, La Unión, Capitolio, Ánimas Bajas, Ánimas Altas, Auras, Nazareth, Las Vegas, Chorrera, Lagunitas, Santa Rosa y Taquecitos, Granada, San José, Concepción, El Toldo y S. Antonio.