Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Polo Democrático – Unión Patriótica: Acuerdo programático por la transformación de Colombia
Por la importancia que representa la alianza del Polo Democrático Alternativo y la Unión Patriótica, publicamos en su totalidad el acuerdo programático que le permitió a Clara López Obregón y Aída Avella ser la fórmula presidencial de la izquierda para el próximo 25 de mayo
Polo Democrático Alternativo, Unión Patriótica / Sábado 12 de abril de 2014
 

Clara López Obregón, candidata del Polo Democrático Alternativo y Aída Avella, candidata de la Unión Patriótica, hemos sellado un acuerdo electoral, entre las dos organizaciones con un programa común, en la fórmula: Clara presidenta, Aída vicepresidenta.

Este acuerdo inicial es abierto y con convocatoria a todos los sectores alternativos y a los ciudadanos y las ciudadanas que buscamos un país mejor, comprometido con los valores de la paz y de la convivencia, contra la corrupción, por la democracia integral y las profundas reformas que garanticen empleo, salud, educación, vivienda y pensión a todos los hogares como apuesta para la consolidación de la paz y la reconciliación entre todos y todas las colombianas.

Nuestro acuerdo es señal y ejemplo de unidad, respeto y dignidad. Entendemos que Colombia atraviesa por una coyuntura que exige desprendimiento y compromiso con los valores de la democracia.

Los puntos esenciales de nuestro programa que sigue abierto a la construcción colectiva de colombianas y colombianos que avizoran una nueva Colombia del tamaño de nuestros sueños, son los siguientes:

1. Por una Colombia con paz verdadera

Porque nos oponemos a la guerra y trabajamos por la paz, apoyamos la solución política y negociada del conflicto armado interno, que se concreta en las negociaciones que se adelantan en La Habana entre el Gobierno Nacional y las FARC, y por la instalación urgente de una mesa de negociaciones con el ELN. Apoyamos el mecanismo constitucional que se convenga en las negociaciones previo conocimiento y discusión de los mismos siempre que contribuyan al fortalecimiento y profundización de la democracia.

2. Por una Colombia soberana y autónoma

Resolveremos de manera autónoma e independiente la adopción de políticas en lo económico, lo social y las relaciones exteriores, ejerciendo la soberanía nacional en el intercambio comercial, la integración y complementariedad al relacionarnos con los demás países. Esta independencia la ejerceremos frente a gobiernos extranjeros así como ante organismos multilaterales y empresas transnacionales.

Defendemos la construcción de un nuevo orden mundial basado en auténticos valores democráticos y la protección y respeto de los derechos de los pueblos. Defendemos los tratados internacionales sobre derechos humanos y derecho internacional humanitario y, en particular, los pactos internacionales sobre la defensa del medio ambiente, los derechos laborales y la protección de las mujeres y la niñez.

3. Por una Colombia con un modelo de desarrollo social y económico justo y equitativo.

Para darle sostenibilidad al proceso de construcción de paz y reconciliación en el pos-conflicto, nuestro Gobierno iniciará un viraje del actual modelo de desarrollo social, económico y político hacia uno más justo y equitativo que tenga como objetivos centrales la meta del pleno empleo, el Gobierno transparente y eficaz y el fortalecimiento de la democracia.

Adoptaremos medidas urgentes que permitan: reactivar la producción nacional industrial y agropecuaria, empezando por la renegociación de los TLC; generar empleos de calidad y garantizar los derechos y libertades laborales; fortalecer el mercado interno; diseñar una política de servicios públicos domiciliarios que elimine las extorsivas tarifas y el mal servicio y apoyo estatal con recursos crecientes para el desarrollo de la innovación, la ciencia y la tecnología.

4. Por una Colombia justa y equitativa con el sector agropecuario.

Defendemos una reforma agraria democrática que garantice la sostenibilidad del medio ambiente y el acceso de los campesinos a la tierra, la racionalización del uso de la tierra, el crédito, la asistencia técnica, el mercadeo y el aprovechamiento de las ventajas comparativas del país. Así mismo, defendemos la seguridad y soberanía alimentaria.

5. Por una Colombia que ama la vida y protege el medio ambiente.

Exigiremos la explotación adecuada y sostenible de los recursos mineros y energéticos mediante el impulso de reformas integrales para garantizar su exploración y explotación en beneficio de la nación, los recursos naturales y la defensa del medio ambiente y se realizará la revisión del régimen de regalías.

6. Por una Colombia protagonista de la integración de América Latina y el Caribe.

Impulsaremos políticas para la integración de las naciones latinoamericanas y caribeñas que fortalezcan la soberanía en el contexto de la unidad latinoamericana expresada en los esfuerzos continentales de Unasur y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños -Celac- de los cuales Colombia hace parte.

7. Por una Colombia comprometida con los derechos de las víctimas.

Defendemos los derechos de las víctimas de violaciones de derechos humanos y del DIH, de la persecución y exclusión por razones políticas y sociales, de las víctimas del genocidio contra la Unión Patriótica y de las demás víctimas de la violencia política.

Nos oponemos a la guerra en todas sus manifestaciones, rechazamos la violencia como instrumento de accionar político y ratificamos la exigencia del respeto estricto a las garantías de no repetición a la que tienen derecho todas las víctimas de violaciones de derechos humanos y derecho internacional humanitario.

Dentro de los primeros 100 días de nuestro Gobierno pondremos en ejecución un plan de emergencia humanitaria para los 200 municipios más victimizados del conflicto.

8. Por una Colombia con salud para todos y todas.

Eliminar las EPS y toda intermediación financiera en la salud así como la mercantilización de este derecho fundamental, recuperar la red pública hospitalaria y devolverles los derechos a trabajadores y profesionales de la salud. Rediseñar el sistema de seguridad social, para que el dinero necesario favorezca a los beneficiarios. Nuestro compromiso es derogar la ley 100 para crear un modelo de seguridad social integral.

9. Por una Colombia con una educación de igual acceso a oportunidades para todos y todas.

Garantizar una política de educación al servicio del desarrollo nacional y cuyo componente principal sea lo científico. Garantizar la gratuidad de la educación pública, de calidad y bilingüe para todas y todos los colombianos, incluyendo el nivel universitario.

10. Por una Colombia del Buen Vivir.

De manera progresiva se garantizará, a título de derecho, el mínimo vital gratuito de agua potable, de energía y la pensión de vejez, así no se hayan cumplido los requisitos de ley, cuando se cumplan los 65 años.

11. Por una Colombia con infraestructura para el desarrollo.

Construir más y mejores carreteras y puertos; ampliar el sistema ferroviario y la navegación fluvial, colocar el satélite que nos permita ejercer soberanía sobre la órbita geoestacionaria que hace parte del territorio patrio, entre otros emprendimientos urgentes de infraestructura, para hacer que el país sea más competitivo.

12. Por una Colombia que asegure el voto libre y democracia plena.

Impulsar una reforma política democrática que asegure el voto libre y soberano, y elecciones ajenas a la corrupción, el clientelismo y el saqueo de los dineros públicos. La completa financiación estatal de las campañas en condiciones de igualdad, la creación del estatuto de la oposición y su participación en el Consejo Nacional Electoral, la reducción del umbral, y el acceso democrático de las diversas corrientes políticas a los medios de comunicación. Implementar el voto electrónico y la identificación dactilar como parte de la modernización y transparencia del sistema electoral.

Nuestro compromiso está con los cambios democráticos, y pacíficos por lo que apoyamos las movilizaciones sociales y la participación electoral transparente.

13. Por una Colombia sin discriminación y con equidad de géneros.

Este acuerdo liderado por dos mujeres promoverá la necesaria y urgente equidad de géneros y la eliminación de toda forma de discriminación por razones de género, orientación sexual, origen étnico, creencia religiosa, edad, situación económica y social en todos los ámbitos sociales y políticos. Es importante y justo que las mujeres colombianas tengan participación en los organismos de decisión del Estado. Sin la participación política de las mujeres es imposible la profundización de la democracia.

14. Por una Colombia que defienda y proteja a los pueblos indígenas, afro-descendientes, raizales, palanqueros y rom.

Nuestro compromiso es por el respeto a la diversidad étnica, a los usos, lenguas y costumbres de los distintos pueblos que engrandecen la nacionalidad colombiana, la defensa de su autonomía y sus territorios así como su derecho a ser protegidos por el Estado de los riesgos de extinción que se ciernen sobre varios de ellos.

15. Por una Colombia respetuosa de las libertades de expresión, asociación y movilización social.

Respaldamos la movilización social y respetamos sus iniciativas. Expresamos nuestro apoyo y solidaridad con las movilizaciones de campesinos, productores del campo, cafeteros, paperos, lecheros, arroceros, mineros, camioneros, estudiantes, trabajadores de la salud y de la educación y demás sectores que reivindican sus agendas históricas tantas veces negadas e invisibilizadas.

16. Por una Colombia que se enorgullece de su identidad y su diversidad cultural.

Reconocemos la cultura, la memoria y el territorio como elementos fundamentales de la identidad nacional. Constituiremos reservas culturales para preservar y proteger la diversidad cultural en la cual se incluyen las creaciones de los artistas de dedicación sistemática así como las expresiones artísticas y culturales populares y ancestrales.

17. Por una Colombia con justicia efectiva y democrática.

Impulsaremos una reforma a la Justicia que garantice su real autonomía y su financiación suficiente para asegurar el acceso, la eficacia y la efectividad en pro de superar los altos índices de impunidad y el retardo injustificado en su administración.

Garantizaremos una justicia con valores democráticos mediante el fortalecimiento de la carrera judicial, la independencia y autonomía de la rama.

Apoyaremos la iniciativa de los sectores sociales en relación con el proceso de selección por méritos de los magistrados a las altas cortes.